Canadá impondrá una advertencia sobre los efectos negativos del tabaco impresa en cada cigarrillo

Canadá puede ser el primer país del mundo que exija un mensaje de advertencia escrito en cada cigarrillo. Además de la obligación de incluir en las cajetillas de los cigarrillos una advertencia sobre los efectos negativos del tabaco acompañada de una foto lo más desagradable posible que se introdujo hace ya dos décadas ahora se quiere extender la obligación a cada cigarrillo individual.

Según la ministro canadiense de salud mental y adicciones, Carolyn Benet, es necesario tomar medidas porque parece que los consumidores han acabado normalizando todas las imágenes y los mensajes de advertencia que se incluyen hasta ahora y, al perderse la novedad, se ha perdido también su efecto.

Este cambio, según la ministro, favorecerá que el mensaje llegue a los jóvenes y a los consumidores primerizos ya que, en vez de a una cajetilla completa, se suele empezar con el hábito de fumar a través de los cigarrillos sueltos, esquivando los mensajes de advertencia y las imágenes escabrosas de los paquetes de tabaco.

Si todo sigue su curso como hasta ahora, todo el proceso para incluir la norma estará listo en unos meses y se verán los mensajes en los cigarrillos en la segunda mitad de 2023. Todavía no están definidos qué mesajes serán exactamente los que aparecerán pero, por razones obvias, tendrán que ser cortos y contundentes para poder incluirse en cada cigarrillo. Tampoco están definidas las características técnicas de la impresión de los mensajes ya que, si precisamente se trata de convencer a los consumidores de que no inhalen humo tóxico, añadir más componentes químicos mediante la tinta necesaria para la impresión de las advertencias no parece la mejor de las ideas.

Los expertos canadienses esperan que esto se acabe convirtiendo en una tendencia mundial, lo mismo que las imágenes y mensajes de las cajetillas de tabaco que ahora podemos ver alrededor del mundo.

En cualquier caso está por ver la eficacia de ese tipo de campañas y si, pasado el efecto novedad, los nuevos mensajes impresos en cada cigarrillo sirven para algo.

En cuanto a los datos de consumo de tabaco, es un hecho que las cifras tienden ligeramente a la baja pero se ha producido un hecho curioso que pocos esperaban: mientras el tabaco se reduce de forma notable entre la población másculina, crece considerablemente entre las adolescentes y mujeres jóvenes, sin que nadie acierte a dar una explicación sociológica a este cambio de tendencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí