La mayoría de las encuestas anuncian un amplio triunfo del Partido Popular en Andalucía

Casi todas las encuestas que se están publicando ahora que se acercan las elecciones anuncian un triunfo del Partido Popular en Andalucía el próximo 19 de junio.

Estando la mayoría absoluta en 55 escaños coma está, las encuestas prevén que el Partido Popular podría obtener entre 50 y 53 escaños, más que todos los partidos de la izquierda juntos pero no los suficientes para gobernar en solitario.

Con esos resultados el Partido Popular necesitaría, cuando menos, la abstención de Vox o los votos de Ciudadanos, si es que este partido llegase a conseguir representación parlamentaria, lo que todavía está por ver.

Ante los continuos mensajes del Partido Popular desmarcándose de Vox, desde este partido ya se ha advertido a los populares que el Gobierno de la comunidad autónoma no le saldrá gratis y si fuera necesario llegarían a votar en contra del candidato Juanma Moreno si no hubiese un acuerdo de Gobierno que satisfaga sus demandas. Estas demandas hasta ahora se habían limitado a algunas vagas promesas o a ciertas acciones simbólicas pero en esta ocasión Vox va a exigir la entrada en el Gobierno de la comunidad autónoma, en la Junta de Andalucía, en determinadas consejerías en las que pueda tener poder efectivo del mismo modo que ha hecho en Castilla-León.

Como siempre, es imposible saber cuál será el resultado electoral y los pactos que se producirán en función de esos números una vez que se conozcan los resultados definitivos de las elecciones. Lo que por ahora parece más probable es que el Partido Popular, según todas las encuestas que se están publicando, sea la fuerza más votada en todas las provincias andaluzas, incluida Sevilla, tradicional feudo del PSOE. En segundo lugar en todas las provincias quedaría el Partido Socialista excepto en Almería, donde es posible que sea Vox la segunda fuerza política más votada. Se confirmaría así el castigo de los electores al PSOE que gobierna el país (y presenta un pésimo candidato en Andalucía, esposa enchufada incluída) y el ascenso de Vox que es más que posible que duplique o incluso triplique sus escaños.

Para los partidos de extrema izquierda los sondeos no auguran nada bueno No se trata ya del hecho de que obtengan unos resultados insuficientes para impedir el Gobierno del centro derecha de Juanma Moreno apoyado por la derecha de Vox sino que su fragmentación complicará todavía más su influencia en la vida parlamentaria ya que al presentarse bajo varias papeletas la extrema izquierda reducirá su número de diputados según la ley electoral española.

En cuanto a la participación las encuestas esperan que vote alrededor del 63% del censo una cifra no demasiado alta y que podría reflejar cierta desmovilización. Esta supuesta desmovilización seguro que será aprovechada por los partidos con malos resultados para explicarlos; es tradición que los políticos jamás hagan autocrítica ante las derrotas electorales y culpen a factores externos de su pobre rendimiento en las urnas.

No hay que olvidar que estas elecciones en Andalucía tienen también una interpretación en clave nacional porque todo el mundo interpreta que lo que pase en Andalucía, la autonomía que más diputados aporta al Congreso nacional, se reflejará en las próximas elecciones en las que Pedro Sánchez se someterá al escrutinio público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí