La economía de China creció al ritmo más lento desde principios de la década de 1990 en el segundo trimestre de 2019, según muestran las cifras oficiales.

China ha tomado medidas para estimular su economía este año, impulsando el gasto y reduciendo los impuestos ya que el país también está librando una guerra comercial con los EE.UU. que ha perjudicado a las empresas y ha influido en el crecimiento.

Los datos publicados hoy lunes muestran que la tasa de crecimiento económico de China se desaceleró dos décimas desde el 6,4% en los tres primeros meses del año y la oficina nacional de estadísticas de China dijo que las cifras apuntan a un «entorno complejo» tanto en el país como en el extranjero ya que la economía había «funcionado dentro de un rango razonable» en la primera mitad de 2019, pero que se enfrentaba a «nuevas presiones a la baja».

Las cifras muestran cierto impacto del conflicto comercial con los Estados Unidos y el crecimiento probablemente se ha ralentizado un poco más de lo que lo habría hecho si China se hubiera enfrentado a un entorno comercial internacional más tranquilo. El panorama a largo plazo, sin embargo, es el de una economía que continúa con una desaceleración del crecimiento razonablemente ordenada y previsible.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here