Los primeros informes del siniestro llegaron cuando los supervivientes contaron en directo a través de las redes sociales cómo escapaban del avión de Aeroflot, que el domingo estalló en llamas al aterrizar en el aeropuerto de Sheremetyevo.
Un video dramático mostraba al avión haciendo un aterrizaje muy accidentado, estallando en llamas después de rebotar en la pista.

Los investigadores que investigan la causa del accidente no han hecho ningún comentario oficial sobre las afirmaciones de que fue alcanzado por un rayo. Los aviones modernos están construidos para resistir los rayos, y la compañía aérea nacional rusa sólo ha dicho que el avión regresó al aeropuerto por «razones técnicas».

Sin embargo, los pasajeros dijeron que el avión, que se dirigía a la ciudad de Murmansk, en el norte de Rusia, fue alcanzado justo después del despegue y algunos de los cinco miembros de la tripulación también dijeron que los rayos parecían ser los responsables de la pérdida de comunicación con el control del tráfico aéreo.

Cuarenta y una de las 78 personas a bordo murieron en el accidente y el gobernador en funciones de Murmansk, Andrey Chibis, dijo en un post de Facebook que 26 de las víctimas eran de su región. Dos niños y una azafata se encuentran entre los muertos.

Las cajas negras del avión -que registran los datos de vuelo y las conversaciones en la cabina- han sido recuperadas y entregadas a los investigadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí