Published On: Vie, Dic 17th, 2004

Stephen Frears en Santiago

Europa Press

El director británico Stephen Frears aportó hoy en al apertura del II Congreso Galego del Audiovisual en Santiago de Compostela su fórmula para “derrotar” a la “imposible competencia” del cine americano; “historias originales y únicas” como las que cuenta el europeo. “Eso es lo que necesitamos”, aseveró.

“Nosotros tenemos nuestras historias, nuestros corazoncitos y nuestra imaginación y con eso se puede competir y sobrevivir”, advirtió el autor de “Café irlandés” o “Mi Hermosa Lavandería” durante una charla-coloquio en Santiago de Compostela, en la que demostró tener un gran sentido del humor y una fina ironía durante el diálogo distendido con profesionales y alumnos de audiovisual y cine, quienes además de inquerirle, entre bromas, por los teléfonos de Daniel Day-Lewis o Penélope Cruz, pretendían conocer el modo de competir con las grandes superproducciones de hollywood.

“Es imposible competir con la industria americana, tiene más dinero y más poder”, les espetó sin victimismo el director, para a continuación apelar a las historias “originales y únicas” como arma clave para “competir, sobrevivir y derrotar” al cine de las grandes producciones hollywoodienses. En su caso, reconoció que, cuando sus películas se han enfrentando a megaproducciones como el “Señor de los Anillos” se ha esforzado en hacerlas “más interesantes para que logren ser irresistibles”.

No obstante, Frears no reniega del cine americano, no en vano algunos de sus grandes éxitos internacionales se los debe a su trabajo en la meca del cine de Hollywood como “Las amistades peligrosas”. “Las películas americanas son las que quiere ver todo el mundo. Hay que reconocerlo y se acabó. Hay películas que me gustan y apoyo”.

Así, destacó “el perfeccionismo, carácter dinámico y rapidez” de las grandes producciones de la industria americana que hace que “mis hijos las prefieran las que hago yo”, reconoció. “Es normal que gusten. A no ser que en España seáis todos artistas”, bromeó con los estudiantes.

Por ello, elogió la “honestidad” de uno de los asistentes que le reconoció su preferencia por la producciones americanas y recriminó bromeando a una joven su “sentido un poco trágico del mundo” al mostrar su inclinación por el cine francés.

MULTICULTURALIDAD

Además de la fuerte competencia que supone el cine americano, el autor de “Los Timadores”, “La furgoneta” o “Liam” también habló de la “tensión actual” existente tras los atentados del 11-S. Así, reconoció que “ahora tendría miedo” si tuviese que hacer una película como “Sammy y Rosie se lo montan” (1987), la vida en un barrio marginal y multirracial del Londres actual a través de la poco convencional relación entre un pakistaní y una asistente social.

“Con la tensión actual sería imposible que pudiese satirizar, como lo hice, ciertas cuestiones de la cultura musulmana. Ahora tendría miedo al abordar este tema”, indicó.

No obstante, destacó la importancia en sus trabajos del concepto de multiculturalidad y a la que atribuyó que su país “haya dejado de ser aburrido”.

IMPORTANCIA DE LOS GUIONISTAS

La charla coloquio permitió conocer a un Sthephen Frears que “aspira” a trabajar “sin tanta presión” como la que ejerce una producción cinematográfica y que “no tiene capacidad” para escribir por lo que “admira” el trabajo de los escritores y guionistas de sus películas. “No entiendo que el cine no admire estas figuras porque es la base absolutamente para todo”, aseveró.

De igual modo, aportó una definición a su forma de trabajar en los rodajes: “absolutamente democráticos y donde el dictador son yo”. “Al final alguien tiene que tomar las decisiones y he descubierto que ese tengo que ser yo”, un papel que reconoció “algo tiránico”, al tiempo que le permitió echar a bajo su visión “durante años” de que creer que era “inútil” en el rodaje hasta que descubrió que “pienso, decido y corto”.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>