Published On: Sab, Feb 12th, 2005

Presentación de Constantine

Europa Press

Keanu Reeves ofreció ayer una rueda de prensa en Madrid para hablar de su último trabajo, “Constantine”, un thriller sobrenatural en el que el actor convive con ángeles y demonios y que se estrenará el 18 de febrero en España.

En su comparecencia ante los periodistas, Keanu admitió ser supersticioso, “pero no un supersticioso clásico”: “Cuando estoy dentro de un teatro ando con cuidado, trato de no volcar la sal y no hago lo que no se debe hacer”, explicó el intérprete, quien señaló, además, no tener ninguna convicción religiosa.

Respecto a la película, Keanu Reeves comentó que se ha sentido atraído por su extraño personaje por “su sentido del humor, su lado cínico y ácido, el ser un hombre atrapado, su furia y su rabia”. El americano también indicó que “Constantine” alude a conceptos religiosos pero “sin intentar ofender a nadie”, a lo que el director del filme, Francis Lawrence, añadió que el objetivo es “mostrar la diferencia entre el bien y el mal y borrar un poco esa línea que las separa, para que el público decida qué está bien y qué está mal”.

Keanu, que en la película encarna a un tipo con cáncer de pulmón, se confesó “fumador con ánimo de dejar ese mal hábito” y manifestó que en Hollywood ha visto “ángeles, demonios, tigres, tiburones y… de todo”. Sin embargo, el actor también dijo que ha conocido a “gente de mucho talento”: “He tenido mucha suerte y estoy agradecido por haber pasado por todo esto”.

Sin embargo, Keanu Reaves ha tenido que hacer frente años atrás a numerosos problemas personales que tuvieron una ingrata repercusión en los medios de comunicación. Entre otras cosas, la prensa especuló mucho sobre su condición sexual y, además, el actor vivió un momento muy difícil cuando su novia perdió el bebé que esperaba nada más nacer y posteriormente murió en un accidente. A pesar de todo, el protagonista de “Matrix” afronta con optimismo su papel de “famoso”, ya que opina que la fama “cae más bien del lado del paraíso que del infierno”. “La fama sale de un trabajo bien hecho y vale la pena disfrutarla. No es algo infernal”, añadió.

Keanu Reeves, que reconoció ayer que “son mucho más interesantes los personajes raros”, dijo que está abierto a todo tipo de géneros cinematográficos, pero dejó claro que no abandonaría su profesión de actor por la de director o productor: “No pienso como un director y ser actor ya me da la oportunidad de trabajar con grandes productores y cineastas. Yo me limito a actuar”.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>