Published On: Lun, Mar 14th, 2005

Molaadé

Europa Press

La película “Moolaadé” (Protección), de Ousmane Sembene, denuncia la práctica de la ablación en las mujeres africanas y su realidad social. Con un tono poco habitual en Occidente, el director Senegalés rinde homenaje al colectivo femenino mediante un film incluido en la trilogía “Heroísmo cotidiano”, formado por el largometraje “Faat Kinè”, la primera entrega, y “La confrèrie des rats”, película que está en preparación.

Fatoumata Coulibaly, la actriz principal, que presentó “Moolaadé” el 11 de marzo, la definió como “una película de ficción que aborda temas cotidianos de África, es una ficción real”. En este sentido, las imágenes del film se convierten en un testimonio crítico contra la mutilación genital femenina, reforzando la idea de la importancia que tienen los medios de comunicación, tanto prensa escrita como radio y televisión, a la hora de informar a mujeres y hombres de “las gravísimas consecuencias para la salud” que esta práctica supone.

Según dijo la actriz, la ablación no es exclusiva de África, ya que se sigue en algunas partes del Sudeste Asiático e incluso, hay informes que registran casos en Europa, Norteamérica y Australia entre las comunidades inmigrantes. La mutilación genital femenina supone una violación de los derechos humanos de las niñas que está condenada expresamente en la Convención para la Eliminación de todas las formas de discriminación contra las Mujeres, sin embargo, cada año, dos millones de niñas de todo el mundo la sufren.

INFORMACIÓN Y EDUCACIÓN

Los medios de comunicación informan y por lo tanto educan, y en el largometraje se muestra esto en varios momentos. El personaje del “Mercenario”, que vende artilugios o “porquerías” traídas de las ciudades al pueblo donde transcurre la historia, es un ejemplo de un hombre occidentalizado que trata de impedir la violencia contra las mujeres y paga con su vida el rechazo a la tradición.

Además, el personaje de Coulibaly, puede permitirse enfrentarse a su marido y sacrificarse por el resto de las mujeres, que se mantienen sumisas y permisivas, debido a su situación personal: “ella está informada, la radio juega un papel fundamental en estos países habiendo numerosas emisoras locales; también ha sufrido las secuelas terribles de la ablación y cuenta con el amor de su marido”, que es polígamo pero la ama, y consiente, aunque no en todo momento, su insumisión.

CONCIENCIAR A LOS PUEBLOS

La actriz, que desde hace quince años colabora con la ONG “AMSOPT” para luchar contra esta causa, ha realizado varios reportajes en África y trabajado en la radio, por lo que ha hablado con muchas de estas mujeres víctimas de la ablación y otras tradiciones difíciles de cambiar. “Cuando una mujer no está purificada, no ha sido cortada, se dice que está sucia”, dijo. “antes era un ritual de iniciación a ser mujer, que las niñas lloren o se quejen es un deshonor, y si eres una bilakoro, no purificada, te conviertes en la vergúenza de la familia”, puntualizó.

Asimismo, Coulibaly señaló que el número de ablaciones comienza a disminuir, aunque las personas que viven de esta práctica aumentó cuando descubrieron que hacían dinero con ella, “lo convirtieron en una profesión”. Por este motivo, las ONG tratan de concienciar y enseñar a esta mujeres otro trabajo, muchas veces de artesanía, dándolas además compensaciones por las pérdidas económicas que suponen abandonar este ejercicio.

Desde hace dos años, se celebra el 6 de febrero el día de la “Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina”, cuyo objetivo es promocionar los derechos de la infancia y las mujeres para eliminar todas las formas de esta práctica. Uno de los eslóganes de este acontecimiento se pudo ver plasmado hoy en la ropa de Coulibaly. “Mi hija no pasará por la ablación”, leyó.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>