Published On: Lun, May 16th, 2005

La Guerra de las Galaxias: Episodio III

Europa Press

George Lucas ha presentado en el Festival de Cannes la última entrega de la saga de “Star Wars”, “Episodio III: La venganza de los Sith”, acompañado de los principales protagonistas del filme, Natalie Portman, Hayden Christensen y Samues L. Jackson, en lo que constituye el arranque de la explotación mundial de la película, con la que Lucas pone punto y final a la saga.

El Festival de Cannes desea demostrar que sus relaciones con el cine americano son excelentes y que además las películas destinadas al gran público son recibidas con todos los honores. Por ello la presentación del último episodio de “Star Wars” es un acontecimiento mundial. En Estados Unidos ya hace quince días se hacía la cola para ser los primeros en ver la película.

Como dudar, al cabo de treinta años de desafío de la imaginación, de la importancia en la historia del cine de esta gran saga, casi podríamos decir fundacional de la ciencia-ficción. Fue en 1971 cuando Lucas comienza la redacción de la historia cuyo primer episodio se estrena en 1977. Desde entonces cada nuevo episodio ha constituido un rito generacional, hasta el “Ataque de los Clones” (2002), quinto de la serie.

Tres años de preparación, 55 días de rodaje y media docena de países recorridos, -decorados, paisajes, estudios– son el balance resumido de esta nueva aventura que completa los orígenes de los tres primeros episodios rodados. Sabemos de antemano que el tema central de la obra será la transformación de Anakin Skywalker (Hayden Christensen) en el siniestro Dark Vader.

Prisionero de su ambición y de sus sentimientos por su esposa, la Princesa Padmé Amidala (Natalie Portman), Anakin se aliará con el Siniestro Senador Palpatine, dispuesto a exterminar a los Jedi. Para ello Anakin deberá traicionar a su mentor, Obi-Wan Kenobi (Ewan MacGragor), único superviviente, con el Maestro Joda, de la destrucción.

Todo ello se realiza en un perpetuo fuego de artificio visual que alterna las escenas de combates y de batallas (terrestres y aéreas) con las escenas dramáticas que hacen avanzar la acción. En la transformación de Anakin influyen elementos diversos que ponen de manifiesto la complejidad del alma humana ante las decisiones importantes de la existencia.

Este ultimo episodio no decepcionará a los asiduos admiradores de la saga. Los decorados de las ciudades del la galaxia son impresionantes, así como la evolución de los navíos espaciales y de los combates con sables de láser. Ciertamente todo existía, de una forma o de otra, en los episodios anteriores, pero aquí la imaginación de los creadores sigue mostrando un derroche de creatividad, los colores son más vivos, los decorados aun más gigantescos y los procedimientos técnicos aun más perfeccionados. No hay que olvidar que George Lucas es un artesano que trabaja las imágenes de sus películas de una forma especial, con un deseo de superarse a cada vez.

Lucas da hoy la impresión de un hombre tranquilo que considera que su contrato con varias generaciones de espectadores está cumplido. En cuanto a la clasificación de la censura americana, que considera que los menores de 13 anos deben estar acompañados por sus padres, Lucas afirma que la decisión le parece lógica. Algunas de sus imágenes son impresionantes y por ello son los padres los que debe decidir en ultimo termino que es lo mas conveniente para sus hijos.

MARCO TULIO GIORDANA: UNA MIRADA SOBRE LA INMIGRACION.

Por otra parte, el realizador italiano Marco Tulio Giordana, que hace tres años presentó en “Un certain Regard” la monumental “Nuestros mejores años” (seis horas de proyección), inicialmente concebida para la Televisión, compite en esta edición con “Quando sei nato non puoi piu nasconderti” (“Cuando has nacido no puedes esconderte”), una obra que aborda de forma particular un gran tema de actualidad: la inmigración en Europa proveniente del tercer mundo.

En la primera escena de la película, un muchacho de 12 años, Sandro (Mateo Gandola) intenta conversar con un negro que habla una lengua desconocida. La acción transcurre en Brescia y pronto entramos en la intimidad de la familia de Sandro. Su padre, Bruno (Alessio Boni), es un joven industrial que ha triunfado en la vida.

Con Sandro y un amigo de la familia, parten para hacer una gira en el mar. Durante la noche Sandro se aventura a la cubierta y cae al mar. Sus acompañantes tardan en darse cuenta de su desaparición. Retornan por el camino recorrido pero pronto se rinden a la evidencia, Sandro ha debido ahogarse a pesar de ser un buen nadador.

En realidad el muchacho es recogido por un barco de fortuna que transporta en condiciones inhumanas inmigrantes ilegales provenientes de Africa y del Medio Oriente. Sandro es adoptado por una pareja de rumanos, Radu y Alina, que afirman tener menos de 18 años. Es aquí que la aventura de Sandro comienza, enfrentado a la realidad de un mundo desconocido. Naturalmente el muchacho intentara ayudar a sus amigos, una vez que la Policia de Fronteras los descubre y los interna, pero su recorrido estará lleno de sorpresas y de desilusiones.

Marco Tullio Giordana afirma no haber querido tratar el complejo problema de la inmigración, no desea dar soluciones ni pronunciarse de forma tajante. Su visión sólo pretende ser la del protagonista de la película que percibe el problema a través de la situación de sus amigos. El final es sombrío y esperanzador a la vez, no cabe duda que la experiencia habrá servido a Sandro para transformarse en adulto.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>