Published On: Mie, Nov 22nd, 2006

“Grbavica” de Jasmila Zbanic

Europa Press

La directora bosnia considera que su opera prima, como otras películas activistas, “puede servir para cambiar el mundo”

Jasmila Zbanic denuncia las violaciones que sufrieron más de 20.000 mujeres durante la guerra de Bosnia en “Grbavica”, filme que obtuvo en la pasada edición del Festival de Cine de Berlín el Oso de Oro. La directora bosnia, que presentó hoy en Madrid su opera prima, afirmó que ésta, como otras películas activistas, “puede servir para cambiar el mundo”. Una visión esperanzadora pese a que en la otra cara de la moneda, como denunció, “criminales de guerra como Radovan Karadzic y Ratko Mladic estén en libertad”.

Zbanic vivió la guerra de 1992 cuando era una adolescente y “sólo te interesas por el sexo”. Pero ante tanta barbarie comprobó que lo que más le asustaba era saber que, precisamente, se estaba usando el sexo “como estrategia para humillar a las mujeres y destruir a un grupo étnico”. “20.000 mujeres fueron violadas sistemáticamente en Bosnia durante la guerra. Vivía a cien metros del frente y lo que más me asustaba era eso: la violación y sus consecuencias se convirtieron en una obsesión para mí”, afirmó.

Precisamente en su primera película y guión Zbanic habla de la consecuencia de esas violaciones y cuenta la historia de Esma, una mujer que vive con su hija Sara, una adolescente que cree que su padre murió mártir en el frente. Cuando la joven pregunta a su madre acerca del padre muerto ésta siempre le da largas, convencida de que se protege a sí misma y a su hija de la terrible verdad.

La película también tiene una historia secundaria, encarnada en una serie de personajes mafiosos que viven la noche en clubes y que representa “lo que ha ocurrido en Bosnia al pasar del socialismo al capitalismo salvaje actual”. “Para Esma representa otra violación, es otra tortura que está ocurriendo”, precisó la directora, criticando que Europa permita que criminales de guerra como Karadzic y Mladic vivan en libertad.

SIN AYUDAS DEL GOBIERNO

Zbanic, quien espera que su primer filme “despierte algo en el espectador y cambie las mentalidades”, precisó que no se sabe el número exacto de hijos de mujeres violadas, puesto que muchas de ellas se exiliaron y los dieron en adopción. Las que siguieron en Bosnia no recibieron ningún reconocimiento del Gobierno, sí ayudas de ONGs extranjeras.

Pero tras el éxito de “Grbavica”, cuyo guión está basado en historias reales de muchas de estas mujeres, los políticos bosnios empezaron a interesarse por estas mujeres. Los políticos se hacían fotos con las madres de soldados muertos, “que les daban más votos”, pero no con mujeres violadas. Gracias a esta película han conseguido un estatuto legal que las reconoce como víctimas de la guerra.

“No pregono que todas las películas tengan que ser activistas, más bien creo que pueden cambiar algo, aunque sea mínimo, en el espectador, para ir a mejor”, afirmó una joven mujer que cree que “la destrucción se vence con esperanza y nunca con odio”.

UNA VISIÓN ESPERANZADORA

Pese a todo, Zbanic cree en el futuro de Bosnia, un país donde es “muy difícil vivir”. “Pero hay que seguir hacia adelante”, puntualizó Zbanic, quien considera que el ser madre quizá le dé esa visión esperanzadora. “No puedo ofrecer a mi hija una imagen de otra joven -la de la película- que quiere morir”, puntualizó, recordando que los seres humanos “somos capaces de hacer cosas maravillosas pero también horribles”.

“Grbavica”, que se estrena en España este viernes, además del Oso de Oro en Berlín, ha logrado otros premios internacionales, como el Eurimages de Derechos Humanos o el Premio del Jurado a la Mejor Película en el AFI Film Festival de Los Angeles, además de sendos galardones para la actriz protagonista (Mirjana Karanovic, conocida por sus trabajos junto a Emir Kusturica) y la directora.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>