Published On: Vie, Nov 24th, 2006

Ernesto Alterio

Europa Press

El actor argentino Ernesto Alterio destacó que la concesión el Premio Ciudad de Huelva en el Festival de Cine Iberoamericano, que le será concedido esta tarde en el Gran Teatro, le ha servido para “mirar hacia atrás y valorar y reflexionar sobre el camino ya andado, algo que seguramente no hubiera hecho en condiciones normales”.

En rueda de prensa para presentar también el libro “Ernesto Alterio, el rigor del comediante” de Cipriano Torres, el actor concluyó que donde más ha crecido como actor ha sido en el teatro, si bien destacó películas como “Los lobos de Washington”, “El otro lado de la cama” o “Días de fútbol” por el resultado de estos trabajos.

De la misma forma, mostró su “emoción y alegría” por la concesión del premio, que, a su juicio, “reconoce la labor de toda una generación de actores” y también puso de manifiesto su “extrañeza” cuando le propusieron la redacción del libro porque “me da pudor hablar de mi”, aunque reconoció que éste le ha servido para “reflexionar sobre muchos temas de la profesión”.

Entre ellos, destacó la relación del actor con el público, lo “más misterioso, pero apasionante de la profesión porque el encuentro entre el actor y el público se produce en un espacio intermedio en el que sus imaginaciones se juntan y da como resultado un producto”.

Ernesto Alterio también hizo referencia a la influencia de su padre, Héctor Alterio, en su carrera, así como la historia de Argentina. En este sentido, relató que su padre decidió abandonar su país tras recibir, en 1974, una amenaza de muerte de las milicias, por lo que “cogió a sus dos hijos cuando yo tenía cuatro años y decidió establecerse en España”.

Respecto a la dictadura de Argentina, que en esta edición del Festival cuenta con un ciclo, consideró que “es bueno que se hable de estos temas porque ayuda a reflexionar sobre cosas que aún no están claras” y destacó trabajos como “El balancín de Iván” o “Vientos de agua”, sobre los que apuntó que “pensaba que tenía que formar parte de ellos”.

También recordó la creación de “Animalario”, el grupo de teatro que conformó junto a actores como Alberto San Juan o Guillermo Toledo, de los que resaltó que “forman parte de mi y he aprendido mucho de ellos, aunque nuestro sentido del humor sea diferente”.

Por su parte, el autor del libro, Cipriano Torres, quiso destacar que la obra “no es para cinéfilos, porque persigue que lo pueda leer todo el mundo” y especificó que “se trata de un retrato fijo pero momentáneo, dado el futuro que tiene por delante Ernesto y que es un actor en permanente formación”.

Torres relató que no conocía al actor argentino pero que le “cautivó” posteriormente y justificó la elección de la palabra “rigor” en el título porque “define muy bien al actor por su implicación en todas sus películas”.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>