Published On: Jue, Mar 1st, 2007

El cine según Martín Patino

Europa Press

El cineasta, aun así, se muestra optimista por el “florecimiento de jóvenes” que se lanzan a explorar gracias a las nuevas tecnologías

El director Basilio Martín Patino aseguró hoy en Pamplona que el cine está en “crisis”, lo que ha provocado “el cansancio” de la sociedad por el séptimo arte. Aun así, el cineasta se mostró optimista por el “florecimiento de jóvenes” artistas que, gracias a las nuevas tecnologías, se lanzan a explorar.

Martín Patino, que participa en el Festival Punto de Vista en la sección “Hetorodocsias”, sostuvo que el cine se ha convertido en los últimos años “en otra cosa”. “Creo que el cansancio de cine es por algo. Ha llegado la televisión, ha surgido otro concepto de puesta en escena, han aparecido técnicas digitales”, señaló.

Parte de la culpa, a juicio de este director, la tiene la industria del cine de Hollywood que, aunque a su juicio ha desarrollado una “labor estupenda”, ha convertido al séptimo arte “en todo negocio”.

En este panorama, aparecen los jóvenes que hoy en día, gracias a los adelantos técnicos, “hacen cosas estupendas sin preocuparse si son o no comerciales”.

Finalmente, el cineasta se definió como “un ser humano que ha hecho cine para sobrevivir”. “Ha sido un lujo: el cine ha sido como un juego. Hermosísimo”, agregó. Y aseguró que la diversión que le provocaba la elaboración de sus películas le hacía “despreocuparse” de si “la gente iba o no a verlas” después.

Por su parte, el consejero de Cultura y Turismo del Gobierno de Navarra, Juan Ramón Corpas, sostuvo en la rueda de prensa que Martín Patino “es un mito en el cine de autor en España” y recalcó que, “para muchos”, el cineasta se ha convertido en “un símbolo”.

Basilio Martín Patino (Lumbrales, Salamanca, 1930) estudió Filosofía y Letras en Salamanca y es director-realizador por la Escuela Oficial de Cine de Madrid. Tras los primero cortos, dirigió en 1966 su primer largometraje de ficción, “Nueve cartas a Berta”, que ganó la Concha de Plata en el Festival de San Sebastián.

En 1971, el cineasta realizó “Canciones para después de una guerra”, que fue seleccionada por la International Film Exhibition of Hollywood y estrenada con éxito de crítica y público en 1976. Esta película, además, fue elegida en 2003 para representar a España en el proyecto “Docs in Europe”.

“Queridísimos Verdugos” y “Caudillo”, de 1973 y 1974, fueron realizadas clandestinamente y ambas encontraron un primer reconocimiento en el extranjero. La primera fue Primer Premio del Festival de Cine de Taormina, y la segunda fue proyectada fuera de concurso en los Festivales de Berlín, Londres y Karlovy Vary.

En 1980, realizó su primer montaje videográfico, “Hombre y ciudad: Música e imágenes sobre Madrid”. En 1985 retornó al cine con “Los paraísos perdidos”, que compitió en la Sección Oficial en la Mostra de Venecia. Dos años después, obtuvo el Gran Premio Internacional de Cine de Autor de Bérgamo.

En 2002, la Semana Internacional de Cine de Valladolid le dedicó una retrospectiva y le concedió la Espiga de Oro por toda su obra. Es mismo año, en el Festival de San Sebastián, Martín Patino había estrenado Octavia, la última película de largometraje que ha dirigido hasta la fecha.

Finalmente, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España le hizo entrega de la Medalla de Oro 2005, concedida “en reconocimiento a una obra que representa los valores imperecederos de la apuesta por un cine inteligente, complejo, e inmerso en la realidad y la evolución de un país”.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>