Published On: Jue, Abr 12th, 2007

Halle Berry

Europa Press

La actriz se reencuentra en el “thriller” “Seduciendo a un extraño”, que se estrena mañana, con Bruce Willis

Convertirse en la primera actriz de color en conseguir el Oscar no es garantía suficiente para el éxito. Como explicó Halle Berry a su paso por Madrid para promocionar el “thriller” “Seduciendo a un extraño”, todavía lucha por conseguir buenos papeles en la gran pantalla. En su última película, la protagonista de “Monster”s ball” se reencuentra con Bruce Willis, después de haber trabajado juntos en “El último boy scout”. La cinta, dirigida por James Foley, se estrena mañana.

“La diferencia entre antes de ganar el Oscar y ahora es que mi nombre lleva la etiqueta de ganadora. El premio fue todo un acierto histórico, hasta mis padres me miran de forma diferente. Pero no todos los guiones que me llegan son buenos. Todavía lucho por encontrar buenos papeles”, afirmó Berry, denunciando que la industria de Hollywood es “un continuo reto y muy difícil para las mujeres”.

Berry se enfrenta en esta ocasión a un personaje con dos caras: Rowena Price, una periodista que tras el asesinato de una amiga de la infancia y descubrir que el poderoso publicista Miles Haley (Willis) puede estar detrás de todo este asunto, se hace pasar por una nueva empleada del empresario. Ayudada por el experto informático Miles (Giovanni Ribisi), Rowena sacará a la luz una historia de secretos, en la que nada es lo que parece.

“Creo que los guionistas cada vez lo tienen más difícil para engañar al espectador”, precisó Berry, consumidora habitual de “thrillers”, convencida de que el público es “cada vez más avispado” y los guiones tienen que ser “más rebuscados, tener un giro de tuerca” para atrapar al espectador.

De hecho, el final de “Seduciendo a un extraño”, del director de “¿Quién es esa chica?”, sorprenderá al espectador como lo hizo con la propia Berry cuando lo leyó. “Me gustó mi personaje, en el que invertí muchísimo trabajo. Y sí, me sorprendió el giro de tuerca que da al final”, señaló.

PERSONAJES TORTURADOS

En concreto, de Rowena la actriz destacó que tenía todos los ingredientes para atraparla. “Es cierto que me gustan los personajes torturados, vulnerables, que tengan mucha vida y luchan. Me gusta ir más allá de las circunstancias de esas mujeres, ya sea en un “thriller”, un drama o una película romántica”, matizó la actriz, a quien le gusta meterse en la piel de “alguien un poco sacudido y maltratado”.

En cuanto a dar vida a una reportera, Berry, quien recordó que antes de dedicarse a la interpretación quería ser periodista, señaló que siente “un respeto muy sano” por estos profesionales. Pero, más bien, Rowena es “una actriz realmente buena”. “Por su trabajo como reportera de investigación se ha hecho muy buena haciéndose pasar por otra persona, es su forma de vivir”, matizó la actriz, que ya coincidió con Willis en “El último boy scout”, donde daba vida a una “stripper”.

CUIDAR LA IMAGEN

El cambio de personalidad en el filme se refuerza en la cinta con un cambio de look de la actriz. “Para muchos importa mucho la apariencia. No me gusta presentarme como si estuviera siempre encima de la pasarela, pero sí creo que es muy importante cuidar la imagen”, dijo la que es actualmente imagen internacional de una conocida marca de cosméticos.

Preguntada por si, al igual que en la película, y como le ocurre a todo el mundo, tiene dos caras, Berry prefirió no contarlo y mantener el secreto. “Todos tenemos una doble cara y la capacidad de asumir cada vez un personaje. Todos tenemos algo que no se conoce de nuestra vida íntima”, precisó la que fuera “chica Bond” en la entrega protagoniza por Pierce Brosnan “Muere otro día”.

Pero si se atrevió a mostrar el que es uno de sus deseos más querido, además del mundo del celuloide. “La maternidad es algo fundamental para la mujer y me gustaría que fuera pronto”, concluyó.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>