Published On: Mie, May 16th, 2007

“El niño de barro”

Europa Press

Maribel Verdú, Daniel Freire, Chete Lera y Juan Ciancio protagonizan la cinta, que habla de los comportamientos brutales del ser humano

Jorge Algora rescata la historia real de Cayetano Santos Godina, conocido como “el petiso orejudo”, que asesinó a varios niños en la Argentina de principios del siglo XX, en su primera incursión en la ficción: “El niño de barro”. Maribel Verdú, Daniel Freire, Chete Lera y el niño Juan Ciancio protagonizan esta película, que habla de los comportamientos brutales del ser humano, la explotación laboral, los abusos a niños y mujeres y la dominación de las clases dominantes.

Algora presentó hoy en Madrid “El niño de barro”, una cinta con la que su director quiere “provocar la catarsis” en el espectador. Rodado en Argentina, el filme está ambientado en el Buenos Aires de 1912, cuando una serie de brutales asesinatos a menores se extienden por la ciudad.

Mateo (Ciancio) tiene 10 años y un trauma infantil le provoca unas pesadillas en las que contempla a través de los ojos del asesino la muerte de sus víctimas. Sus testimonios de los hechos le hacen convertirse en el principal sospechoso. Sólo cuenta con el apoyo de su madre Estela (Verdú), el doctor Soria (Lera) y el comisario Petrie (Freire).

Algora utiliza la historia de este “psicópata complejo”, que acabó muriendo en la cárcel después de ser sometido a diferentes experimentos de los nazis -le utilizaron como conejillo para las primeras operaciones de estética-, pero dando mayor protagonismo a la idea de “cómo el maltrato se apodera de la vida de otros”. “Me llamó la atención este personaje, pero el guión se retocó quince veces para no dar protagonismo al psicópata”, precisó.

CRÍMENES DE ADULTOS

De hecho, Algora explicó que a la hora de mostrar los crímenes, “lo más fuerte y duro” está en las acciones de los adultos y no en el comportamiento de los menores. “Los mayores crímenes los cometen los adultos”, dijo, no quitando importancia al hecho de que el niño asesinase a cuatro pequeños y lo intentara con otros siete.

Verdú, que da vida a una madre que vive atormentada por la culpa y protege en exceso a su único hijo, explicó que no conocía la historia del “petiso orejudo” y cuando leyó el guión de Christian Busquier, Héctor Carré y el propio Algora, se puso “a llorar como una tonta”.

La actriz detalló que personajes como al que da vida en “El niño de barro” o el que interpretó en “El laberinto del fauno” le atraen porque “tienen poco que ver conmigo”. “Son mujeres atormentadas y me gusta sacar esa parte de mí”, relató Verdú, encantada de que en este nuevo filme tampoco “toque” salir “divina”.

HISTORIA DE IMPUNIDAD

Freire, por su parte, explicó que a principios del siglo XX a la policía le resultaba difícil concebir la idea de un niño asesino. Por eso, su personaje “intenta desvincular al niño del caso”. “La misma impunidad que se ve en la película ocurre en la realidad. Sobre impunidad, en Argentina, hay una larga historia”, precisó.

En esta “película muy coral”, Chete Lera interpreta “una especie de CSI del siglo pasado”. “Es un personaje que me interesó, como la trama de la película, que mantiene la intriga hasta el final”, concluyó.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>