Published On: Vie, May 25th, 2007

“Gritos en el pasillo”

Europa Press

Los cacahuetes “animados” invaden a partir de hoy los cines Verdi de Madrid y Barcelona gracias a la película “Gritos en el pasillo”, del director novel Juan José Ramírez. Esta cinta de terror, que también está pendiente de estreno la próxima semana en otras salas, se convertirá en el primer largometraje en el que los frutos secos son los únicos protagonistas.

El formato elegido para este estreno también es innovador en España, el day & date release que ya empleasen Steven Soderbergh o Michael Winterbottom con “Bubble” y “Road to Guantánamo” respectivamente. En un periodo corto de tiempo, la película estará disponible en todas las ventanas de explotación (cine, televisión, DVD y descarga en la red).

Ramírez, que decidió abordar este trabajo junto a su amigo y guionista Alby Ojeda, tenía claro que, en este primer trabajo, su objetivo era “hacer mucho ruido”, y el resultado ha sido “un cuento macabro y retorcido que desconcierta a mucha gente”, señaló.

Un prestigioso ilustrador de cuentos es contratado por el director de un manicomio para mejorar el ambiente del lugar con sus dibujos. A través de este comienzo aparentemente tranquilo, los dos autores construyen “una montaña rusa” en la que un cacahuete puede llegar a recordar (física y psíquicamente) a Adolf Hitler o las nueces se convierten en perros agresivos.

SPIELBERG Y DE PALMA

“Era importante para nosotros contar una historia” explicó Ojeda, que también ejerció labores de producción, “y no quedarnos en el chiste fácil de los monigotes animados como les ha podido ocurrir a otras películas”.

Con un presupuesto de 6.000 euros y el apoyo de instituciones como el Gobierno de Canarias o el Cabildo de Fuerteventura, el realizador sevillano ha puesto en pie una película “con un planteamiento muy deudor de los grandes clásicos del género”. Admirador confeso de Steven Spielberg, Ramírez ha incluido pequeños homenajes a directores como Brian de Palma, a películas de terror de los años 50 o incluso a series emblemáticas de la animación como Fraggel Rock, Barrio Sésamo o La Bola de Cristal.

MARIONETAS FRENTE A 3D

El uso de las marionetas y el empleo de “calor humano” se convierte en otra de las ventajas, según el director de la cinta. “No tiene la frialdad de las imágenes 3D, donde uno no nota la mano humana, sino el empleo de logaritmos”, destacó.

La “germinación de esta semilla” comenzó a tomar forma en el año 2002, cuando Ramírez la presentó como proyecto de fin de carrera en la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. A pesar del primer rechazo, decidió retomar el tema con su amigo al año siguiente, y el resto es conocido. “Contamos con gente en el rodaje muy fácil de convencer, y otra que simplemente tenían ganas de trabajar con nosotros”, aclaró.

Este trabajo de cuatro años se ha visto acompañado por la participación de un equipo de dobladores, músicos y directores artísticos que colaboraron en la construcción de las maquetas a escala reducida. El proyecto ha contado en la producción con las empresas Producciones bajo la lluvia y Perro Verde Films, siendo esta última la que acompañará a Ramírez en su próximo largometraje, “Zombies Verdes”, con un presupuesto de 3 millones de euros.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>