Published On: Sab, Oct 27th, 2007

“Oviedo Express”

Europa Press

El cineasta asturiano Gonzalo Suárez afirmó hoy durante la presentación de su última película, “Oviedo Express”, en el marco de la 52 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que su trabajo pretende transmitir unas “realidades alternativas” a través de las vivencias de los personajes del largometraje.

En referencia a las historias “exageradas” que aparecen en la película, el director señaló que, a diferencia de la “querencia costumbrista del cine español”, cuyas tramas parecen de verdad y en el fondo son mentira, trató de “partir de la ficción” y “recomponerla” para que ésta resultara real.

El objetivo, tal y como aseguró, se centraba en crear mundos propios paralelos al mundo real y en el que los personajes “hablen, expresen sus razones y sus problemas”. La exageración, por tanto, convertida en el ingrediente principal de la película, sólo sería una apariencia y comparó su visión con la del cineasta norteamericano Billy Wilder o la de Shakespeare en Hamlet.

En cuanto a la equiparación desde el punto de vista teatral que se hace en la película respecto a actores y políticos, Gonzalo Suárez insistió en que ambos tienen en común la interpretación, aunque los políticos “son malos actores en general” ya que la diferencia radica, entre un buen y un mal actor, en que “se le vea la intención”, y a los políticos “se les ve venir”.

“La intención del actor debe quedar soterrada y explícita”, explicó Gonzalo Suárez, quien añadió que el intérprete tiene que vivir el papel “por dentro, de forma contenida, y que fluya”.

Para finalizar, añadió que para ver “Oviedo Express” hay que acudir al cine sin prejuicios, ya que se trata de un largometraje “literario”, con fuerza poética, al que hay que entregarse como lo que es, en su opinión: una película “que si fuera estrictamente realista no interesaría”.

A la presentación de “Oviedo Express”, que participa a concurso en la Sección Oficial de la 52 edición de la Seminci, acudieron miembros del reparto como Carmelo Gómez, Maribel Verdú, Bárbara Goenaga, Alberto Jiménez o Aitana Sánchez-Gijón, quien destacó “la dificultad y el aliciente” que supone trabajar con Gonzalo Suárez en unos registros “nada naturalistas”.

Aitana Sánchez-Gijón reconoció haber sufrido alguna crisis con su papel, al que calificó de atípico, enclavado en “un mundo propio que tiene que ver con el mundo literario del director”. Por este motivo, comentó que no encontraba el código que deseaba Suárez, aunque finalmente supo que se tenía que entregar por completo “sin pensar” en el límite y sin miedo al ridículo.

Por su parte el protagonista del largometraje, Carmelo Gómez, explicó acerca de la recurrencia en lo exagerado de la película que ciertas situaciones similares también se producen en la vida aunque en la película los personajes “miran por encima del hombro” a sus papeles en el teatro y son “incapaces” de verse a sí mismos.

“Al final, todo se confronta en el escenario y no hay diferencia entre la realidad y la ficción”, señaló el actor sobre el contenido de la película, al igual que Maribel Verdú, quien añadió que los cuernos, pasiones y traiciones que centran el eje argumental de la película son cuestiones que “suceden en la vida”.

LA HISTORIA DE “OVIEDO EXPRESS”.

La historia comienza con la llegada a la capital del Principado de Asturias de un tren al estilo “Orient Express”, un guiño del propio director, que traslada a unos pasajeros particulares: un grupo de teatro que representará en el teatro Campoamor el clásico de Clarín “La Regenta”.

Entre los miembros de la compañía se encuentra el actor protagonista, un seductor Carmelo Gómez que terminará teniendo una aventura con la mujer del alcalde de la ciudad, Bárbara Goenaga, a pesar de estar casado con Aitana Sánchez-Gijón, quien interpreta el papel femenino en su ficticio montaje teatral.

La llegada a Oviedo marca el inicio de varias historias de pasión e infidelidades –también incluso de dolor y depresión– entre los actores de la compañía, el alcalde de Oviedo –Alberto Jiménez–, su mujer, la madre de ésta –una irreflexiva Maribel Verdú– y la cronista municipal, cuyo desenlace se producirá encima del escenario del teatro el día del estreno de la obra.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>