Published On: Vie, Mar 7th, 2008

“La escuela fusilada”

Europa Press

“La escuela fusilada”, el documental que aborda la represión sufrida por los maestros de la República durante la guerra civil y el franquismo, se proyectará el viernes 14 de marzo en el salón de actos del Ayuntamiento de León a las 20.00 horas, un acto que contará con la participación de uno de los directores de la obra, Daniel Álvarez; el productor del trabajo, Jesús Calvo y una de las protagonistas de la película, Josefina García Flórez.

El acto se enmarca dentro de las jornadas dedicadas a la escuela de la II República, organizadas por la Concejalía de Cultura del Consistorio de León y por la Asociación para el Estudio de la Represión en León (Aerle), según informó el Ayuntamiento en una nota recogida por Europa Press.

Hasta el momento, “La escuela fusilada” ha participado en siete certámenes cinematográficos en toda España, además del Festival de Cine Español, que se celebra en la ciudad francesa de Toulouse y el XXIV Festival de Cine de Bogotá, donde compitió por el premio al mejor documental.

De este periplo, la cinta obtuvo cuatro premios: dos de ellos en el II Festival Europeo de Cine y Televisión Memorimage 2007 que se celebra en Reus (Tarragona) y los otros dos en la V Muestra de Largos y Cortos de Cantabria y en el XVIII Festival de Cine de Aguilar de Campoo (Palencia).

Paralelamente, desde que en abril de 2006 se realizaron la primeras presentaciones en Santander y en León, “La escuela fusilada” ha recorrido más de una veintena de ciudades españolas entre las que destacan Madrid, Zaragoza, Gijón, Santiago de Compostela, Orense, La Coruña, Logroño o Teruel.

El trabajo, de cerca de una hora de duración, está producido por la empresa leonesa Imagen Industrial y escrito y dirigido por el periodista leonés Daniel Álvarez y por el profesor cántabro Iñaki Pinedo. Ambos ya colaboraron en la dirección del documental sobre la guerrilla antifranquista “El hombre que murió dos veces”.

La realización de “La escuela fusilada” corre a cargo del también leonés Jesús A. Calvo y la obra cuenta con la participación del Instituto Leonés de Cultura, la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, Caja Cantabria y la Consejería de Educación del Principado de Asturias, entre otras entidades colaboradoras.

El film se basa en los testimonios de familiares de maestros fusilados, exiliados y represaliados de León, Asturias, Salamanca, Zamora, Madrid y Barcelona e incluye la participación de docentes que iniciaron su actividad profesional durante la II República y que fueron expulsados del magisterio dentro del proceso de depuración emprendido por el régimen franquista desde el inicio de la guerra.

Las intervenciones del historiador de la Universidad Autónoma de Barcelona Francisco Morente Valero, “máxima autoridad” española en el tema, y del profesor de la Universidad Pompeu Frabra Vicenç Navarro, hijo de maestros depurados, contextualizan el relato de los protagonistas.

Uno de los “hitos” de “La escuela fusilada” es el reencuentro, 70 años después, del maestro republicano Paulino Rodríguez con sus antiguos alumnos de Villafeliz de Babia (León), pueblo desde el que huyó a Asturias en el verano de 1936 ante el peligro de ser fusilado por los falangistas.

De esta manera, el documental se grabó en las provincias de León, Asturias, Madrid, Barcelona y Cantabria.

LA DEPURACIÓN DEL MAGISTERIO

Según indicó el Ayuntamiento de León, “nadie se ha atrevido hasta el momento” a aportar una cifra sobre el número de maestros que fueron fusilados, sobre todo, en los momentos iniciales de la contienda.

El proceso de depuración sufrido por todos los sectores de la sociedad a raíz de la guerra civil “se cebó con especial saña” en el magisterio español. Las autoridades franquistas lo consideraron “la punta de lanza de la difusión de los ideales de la República al tiempo que lo readaptaron como mejor aliado para el adoctrinamiento del nuevo régimen”.

El historiador Francisco Morente Valero calcula en su obra “La depuración del magisterio nacional” que 16.000 de los 61.000 maestros de la época (uno de cada cuatro) padecieron las consecuencias del proceso depurador, al que se vio sometido todo el colectivo. “Nadie podía ejercer la docencia, ni pública ni privada, sin haber superado un expediente de depuración. En él no había que probar la culpabilidad sino la “inocencia” de cualquier sospecha republicana o izquierdista”, declaró.

Según la misma fuente, de los citados 16.000 maestros represaliados, 6.000 fueron separados definitivamente del servicio y otros 3.000 fueron apartados temporalmente. El resto fueron trasladados o inhabilitados para ocupar cargos directivos.

En lo que respecta a León, se calcula que fueron asesinados, tras la sublevación militar del 18 de julio del año 1936, más de una treintena de maestros y en casi todas las comarcas de la provincia “menudean” los relatos sobre fusilamientos indiscriminados de docentes.

En la capital, destacó el caso de Nicóstrato Vela, catedrático de Veterinaria y padre del pintor Vela Zanetti, cuya muerte está “perfectamente documentada” el 4 de diciembre de 1936. La Fundación Sierra Pambley, vinculada a la Institución Libre de Enseñanza, “sufrió especialmente” los rigores de la represión franquista.

León contaba durante esos años con cerca de 2.000 maestros. Atendiendo a los cálculos del historiador Francisco Morente, en torno a 500 habrían recibido algún tipo de sanción de la Comisión Depuradora Provincial y alrededor de 200 habrían sido expulsados del magisterio.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>