Published On: Mar, Nov 23rd, 2010

Juan José Ballesta protagoniza la historia real de un cordobés que pasó doce años viviendo “Entre Lobos”

Europa Press

Dirigida por Gerardo Olivares, se estrena este viernes y cuenta también con Sancho Gracia, Carlos Barde y Luisa Martín

Con 220 copias, un número más que considerable tratándose de un estreno español, llega este viernes a las salas “Entre Lobos”, cinta del cineasta Gerardo Olivares que cuenta la historia real de Marcos Rodríguez Pantoja, quien pasó doce años -entre 1954 y 1965- sobreviviendo en Sierra Morena junto a una manada de estos animales.

Nacido en 1946 en el norte de la provincia de Córdoba, Marcos fue vendido a los siete años por su padre para trabajar con un cabrero en el Valle del Silencio, un perdido lugar de Sierra Morena. Con él aprende los secretos de la naturaleza y a su muerte decidió quedarse en aquel paraje lejos de unos humanos que siempre le habían maltratado, hasta que fue detenido por la Guardia Civil.

En esta tercera cinta tras “La Gran Final” (2006) y “14 Kilómetros (2007), Olivares cuenta una “historia de amor entre un chico y la naturaleza, la capacidad de supervivencia, la adaptación, la amistad, el respeto al entorno, la lealtad… todo lo que transmite Marcos, que es un ser entrañable”.

Un personaje que “comenta las cosas muy desordenadas, como ha sido su vida, pero que es un sabio de la naturaleza”. “Él ha salido del bosque pero el bosque nunca ha salido de él”, ha afirmado, para después asegurar que le ha gustado mucho la película, aunque se ha enfadado “porque no salen sus amigas las serpientes”. “Está muy orgulloso porque siempre ha querido contar su historia pero no le han creído, y ahora en su pueblo le piden perdón”, ha añadido el director.

Entre los actores destacan Juan José Ballesta (Marcos con 20 años), Manuel Camacho (Marcos con 7 años), Sancho Gracia (Anastasio el cabrero), Carlos Barde (Ceferino, a sueldo del cortijero), Alex Brendemúhl, Eduardo Gómez, Luisa Martín, Dafne Fernández, el cantante José Manuel Soto (como el cortijero) y el propio Marcos, quien aparece en la parte final de la trama, que remite a la actualidad.

Olivares ha relatado que el proyecto se gestó el 20 de enero de 2007, cuando apareció en todos los medios de comunicación la foto “de una chica camboyana que había estado veinte años perdida en la selva”. Según ha dicho, le “llamó la atención” y fue “rascando para buscar alguna historia similar pero más cercana”, hasta así descubrir a Marcos.

HABRÁ CONTINUACIÓN EN UN DOCUMENTAL

“Cuando me enteré de su historia algo me pellizcó en la tripa y estuve un año buscándole hasta que le encontré en una aldea de Orense, a la que había llegado tras años penando por Málaga, recogiendo vasos en chiringuitos de Fuengirola”, ha indicado. Además, ha puntualizado que toda su vida después de abandonar el bosque quedará reflejada en un documental en el que ya están trabajando.

Pero “Entre Lobos” se centra exclusivamente en los años de vida más salvaje, en los que “fue también un poco” la de Mowgli, el protagonista de “El Libro de la Selva”, ya que igual que aquel, Marcos “creó un mundo mágico en el que los animales eran sus amigos”.

Sobre el rodaje con animales, ha explicado que estos lobos nacieron “en cautividad pero no están adiestrados”, y ha destacado que para todas las escenas de animales han contado con el director especialista en este ámbito Joaquín Gutiérrez Acha. “Pero es que incluso rodar con las cabras ha sido peor, toda una pesadilla”, ha puntualizado entre risas.

Olivares ha señalado entre sus referencias para este trabajo “En Busca del Fuego”, de Jean Jacques Annaud, entre muchas otras, sobre todo para mantener la tensión sin diálogos, al tiempo que ha subrayado que “en aquellos años de la posguerra era bastante normal lo de regalar hijos para ser cabreros y que luego aparecían si acaso para el servicio militar”.

A este respecto, Sancho Gracia ha querido destacar que España tiene “mala memoria” y ahora no se acuerda de muchas cosas. “Aquí se han vendido y se han entregado niños en la posguerra. Yo nací en el 36, y en el 45, el año del hambre, la gente vendía a los niños y los entregaba, esa era la realidad”, ha destacado, para agregar que incluso gente famosa como el futbolista Amancio, con el que tenía una gran amistad, “conoció a su padre con 28 años en Uruguay”.

“LOS ANIMALES SON ACTORES”

Por su parte, Carlos Barde ha explicado que Marcos “voluntariamente se excluye del género humano y se adscribe al animal, que se aferra a eso y es apasionante mirarle ahora a los ojos”. Además, ha matizado que esta película “no es un documental de naturaleza, ya que los animales son actores que participan en la trama”.

“La relación de Marcos con los humanos es problemática. No es un niño abandonado, sino que podría haber vuelto pero se quedó voluntariamente. Estuvo doce años escondiéndose y renunció al género humano, algo que podría hacernos reflexionar”, ha defendido el actor.

Por su parte, Juan José Ballesta ha reconocido que fue “un reto” meterse “en la piel de un auténtico lobo, porque con veinte años es cuando era un auténtico salvaje, es Marcos en estado puro”. Con los lobos, ha dicho, tenía que haber “mucho roce” en el rodaje, algo problemático pero no especialmente preocupante para él, aunque eso sí, ha recalcado que “nunca sabes lo que va a hacer un animal”.

En la misma línea se ha manifestado Luis Martín, quien ha defendido que “Entre Lobos” se puede “ver en familia estas navidades sin recurrir a las típicas de dibujos, porque transmite unos valores que todos los padres intentamos inculcar a los hijos”. “No es ñoña, da gusto sentarte en el cine y dejarte penetrar por la naturaleza”, ha apostillado.

Finalmente, el niño Manuel Camacho, ha apuntado que “fue difícil trabajar con los animales, con las cabras y con los lobos, porque tardaban mucho hasta que se acercaban”. Entre risas ha comentado también que “los lobos son como los perros, que para jugar te muerden”, y la primera vez uno se le acercó le mordió y tuvieron que separarle para que no le “comiera vivo”.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>