Published On: Mie, Nov 30th, 2011

“El Gato con botas” de DreamWorks, con Antonio Banderas y Salma Hayek llena los cines

Lukor.com

“El gato con botas” es la gran apuesta de DreamWorks para la temporada de otoño y en España está teniendo una espectacular aceptación con una recaudación de más de once millones de euros durante su primer fin de semana..

La película es un spin-off de Schreck protagonizada por el gato al que pone voz Antonio Banderas en una sutil autocrítica de su personaje de “El Zorro”.
En esta cinta vemos las andanzas del Gato con botas desde sus orígenes y sabremos por qué se convierte en un luchador errante por la verdad y la justicia aunque por el camino se vea envuelto en algunos episodios de dudosa honorabilidad en paralelo a su alter ego real, El Zorro. Tiene, además, un punto socarrón y mujeriego que, mezclado con sus detalles de minino de Youtube, lo hacen encantador.

En sus aventuras esta vez está acompañada por una gata, “Kitty Zarpas Suaves”, capaz de embaucar al gato más pendenciero y que, doblada por Salma Hayek, utiliza sus curvas y sus artes (las marciales y las puramente femeninas) para salir adelante. En todo su personaje se pueden ver claras referencias a la súper heroína Catwoman, empezando por el obvio hecho de ser un gato y terminado por la capucha.

La película está “bien”. A secas.

Formalmente es impecable. A estas alturas nadie duda de la capacidad técnica de los grandes estudios de animación estadounidenses para hacer grandes producciones de animación. Los doblajes al español son muy buenos. La historia es ingeniosa y, al igual que en Schrek, se sigue echando mano de los cuentos clásicos para entroncarlos en el argumento principal.

Es una película estupenda para ir toda la familia, como suele ser habitual en estos casos si se acepta que ir al cine es un acto de diversión sin compromisos y sin molestarse si un niño se levanta y levanta a toda la fila para hacer pipí. Es entretenida y recomendable para pasar una tarde de domingo.

¿Y qué es lo que falla?

No falla ningún factor esencial ni hay ningún pero que ponerle a la producción (y mucho menos a la promoción) pero lo que diferencia a esta película de otras cintas memorables de animación es que no consigue llegar al fondo de ninguno de los públicos los que va dirigida.
A los niños, especialmente a los más pequeños, hay ciertos pasajes que llegan a darles miedo por lo tenebroso o por el volumen de los golpes y las explosiones; la historia para ellos puede resulta excesivamente enrevesada.-
Para los mayores tampoco hay demasiados dobles sentidos y situaciones que sean capaz de desatar una carcajada o llevar al espectador por un camino distinto al que están transitando los peques.
Para el cinéfilo, los constantes guiños al spaghetti western, con sus bolinas rodantes, los frames en pantalla y los sombreros que cubren la frente, no bastan para hacer una película antológica.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>