¿Cómo ven los animales?

El equipo de investigación Grupo Ecología Evolutiva y de la Conducta de la Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA) de Almería ha desarrollado una...

¿Por qué creen la mayoría de los astrónomos en la materia oscura?

Porque aunque se desconozca su composición, parece conformar el 80% de la masa de las galaxias. El concepto fue inventado por Fritz Zwicky en los...

Europa vigila la salud del planeta a través de los ojos de Copérnico

El programa Copernicus, coordinado y gestionado por la Comisión Europea, tiene la finalidad de establecer un sistema europeo de observación de la Tierra. Es...

Investigadores españoles convierten la sangre en harina de sangre

Investigadores de la Universidad de Santiago patentan un dispositivo para convertir la sangre de la industria cárnica en harina de sangre. Es un producto muy...

Google encarga 62.000 vehículos autónomos para lanzar su servicio de taxis sin conductor

Google, a través de su empresa dedicada a los vehículos autónomos, Waymo, ha encargado a Fiat-Chrysler una flota de 62.000 coches para multiplicar por...

‘Mejor lo dejo para mañana’: la tendencia a la procrastinación crece con las nuevas...

Estas ofrecen una gratificación inmediata, pero detrás de esta tendencia se esconde también el miedo al fracaso CONICET/DICYT Aplazar el inicio o la culminación de...

MyLeaf, app para pacientes con enfermedades raras

La aplicación móvil  ‘MyLeaf’, premio Spin-off de la Universidad de Málaga, ya puede ser utilizada de forma gratuita en dispositivos Android y próximamente estará...
Escáner cerebral

El cerebro de los psicópatas violentos no puede entender el castigo

Durante el siglo XIX se extendió una corriente científica, la frenopatía, que pensaba (entre otras cosas) que los delincuentes lo eran porque su cerebro estaba alterado respecto al de las personas no delincuentes. Después de medir muchos cráneos y observar muchos cerebros de criminales de la época no llegaron, obviamente, a ninguna conclusión práctica. Un siglo después, el afinamiento de las técnicas de observación abre la puerta a investigaciones que intentan encontrar la relación entre la actividad cerebral medible por procedimientos físico-químicos y el comportamiento. Se trata de investigaciones básicas que dan los primeros pasos en esta dirección pero que están lejos de obtener resultados concluyentes y mucho más lejos todavía de ofrecer soluciones específicas a los desórdenes mentales. Pero hasta el camino más largo empieza con unos primeros pasos.

El Parlamento Europeo pide a la Comisión una norma sobre robots e inteligencia artificial

La rápida evolución de la robótica requiere establecer normas comunes en toda la UE, para imponer, por ejemplo, estándares éticos y determinar la responsabilidad en caso de accidentes con coches sin conductor, señala el Parlamento en una resolución aprobada el jueves.

El calentamiento global provocará un aumento de los fallecimientos en cada ola de calor

Si la población no logra adaptarse al aumento de las temperaturas derivado del cambio climático, en el próximo medio siglo el número de muertes...

Últimas entradas

Entra en esta página y desperdicia un minuto y medio de tu vida

A fin de cuentas, la vida de una persona que llegue a los ochenta años se compone de 42.048.000 minutos ¿en serio te vas...

No sólo noticias falsas o caras falsas, la IA también nos da paisajes falsos

Cuanto más se va conociendo sobre su desarrollo y sus capacidades, más se habla sobre el potencial de las redes neuronales en la modificación...

La mayoría de los antivirus de la Play Store de Android son una estafa

Como da igual la cantidad de veces que se advierta sobre los peligros de instalar software de fuentes dudosas, se suele recomendar que, al...

¿Tienes un minuto para perder?

Si has entrado en esta página después de leer el título es porque tienes un minuto con el que no sabes qué hacer y...

Telegram ganó ayer tres millones de usuarios gracias a Facebook

Debido a la caída ayer de las redes de Facebook y de sus otras aplicaciones, como Instagram y Whatsapp, mucha gente se acordó de...