Las mujeres presentan una flexibilidad superior a la de los varones, aunque estos obtienen mejores resultados en el resto de parámetros físicos. Son algunos de los resultados de EXERNET, el primer proyecto de investigación cooperativa en España sobre la condición física en personas mayores de vida independiente.

Los hombres mayores están más en forma que las mujeres de su edad

Las mujeres pueden mantener la flexibilidad en valores más adecuados durante más tiempo. / UPM

UPM
|

01 abril 2013 11:18

El proyecto EXERNET constituye el primer estudio de universidades españolas para analizar la condición física a través de pruebas funcionales, así como su relación con los estilos de vida, en personas mayores de 65 años no institucionalizados y con vida independiente.

En esta iniciativa participa el grupo ImFINE de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), así como investigadores de las universidades de León, Cáceres y Gran Canarias. Están coordinados por el grupo GENUD de las universidades de Zaragoza y Toledo.

Los autores han medido valores normativos de fuerza, resistencia, flexibilidad, agilidad, equilibrio y velocidad de la marcha en los diferentes grupos de edad.

Los resultados, que publica la revista Archives of Gerontology and Geriatrics, señalan que  los varones obtuvieron mejores resultados en todos los exámenes de condición física, a excepción del de flexibilidad. Esto denota que las mujeres son capaces de mantener esta cualidad en valores más adecuados durante más tiempo.

Además, destaca el patrón de declive del rendimiento observado, tanto en varones como en mujeres, a medida que aumenta la edad, siendo este más acentuado en los varones cuando se compara a los más jóvenes –entre 65 y 69 años– con los más mayores, de 85 años o más.

Estos datos constituyen una información muy valiosa para los profesionales de la actividad física, ya que la programación de las actividades y programas requiere que sean adecuados a la condición del grupo al que van dirigidas. También para los médicos y geriatras, que pueden alentar o incluso recetar la práctica de ejercicio para alcanzar unos valores óptimos de condición física, promoviendo un estilo de vida más activo y mejorando así su calidad de vida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como un estado de bienestar físico, psíquico y social. En los años 90 introdujo el término ‘envejecimiento activo’ resaltando la importancia de mantener las actividades, tanto físicas como sociales y mentales, para conservar la salud a lo largo de la vida en las personas mayores. En este marco, el 2012 fue declarado Año europeo del envejecimiento activo y de la solidaridad intergeneracional.

Referencia bibliográfica:

Pedrero-Chamizo R., Gómez-Cabello A., Delgado S., Rodríguez-Llarena S., Rodríguez-Marroyo J.A., Cabanillas E., Meléndez A., Vicente-Rodríguez G., Aznar S., Villa G., Espino L., Gusi N., Casajus J.A., Ara I., González-Gross M.: EXERNET Study Group. “Physical fitness levels among independent non-institutionalized Spanish elderly: the elderly EXERNET multi-center study”. Arch Gerontol Geriatr. 55(2):406-16, 2012.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here