Un equipo del Instituto Universitario de Nanociencia de Aragón (INA, Universidad de Zaragoza) ha diseñado y patentado un ‘diafragma’ que separa el hidrógeno del oxígeno con más pureza y menor gasto energético que los actuales. Las empresas Acciona Energía e Ingeteam ya los han utilizado.

Gotas de agua. / Axel Rouvin

Gotas de agua. / Axel Rouvin

Unizar
|

12 abril 2013 10:10

Miembros del Instituto Universitario en Nanociencia de Aragón de la Universidad de Zaragoza han desarrollado nuevos materiales para ser utilizados como ‘diafragmas’ separadores en la producción de hidrógeno.

El proyecto, que comenzó en 2009, tiene como objetivo mejorar la eficiencia y la vida útil de las usadas actualmente, así como en los componentes del electrolizador –descomponen sustancias en disolución con una corriente eléctrica–.

El nuevo dispositivo permite separar el hidrógeno del oxígeno a lo que se denomina un menor voltaje de celda, es decir, con un menor gasto energético, y con mayor pureza.

Los diafragmas han sido patentados y están siendo ya producidos a mediana escala y probados en el Centro Nacional del Hidrógeno y en las instalaciones de Acciona Energía-Ingeteam, utilizando electrolizadores con arquitectura modular ‘en multicelda’ en unidades de hasta 50 kW.

Estos dispositivos se han creado dentro de los proyectos ministeriales de transferencia de conocimiento a la empresa, como Sphera (CENIT) y Desphega (INNPACTO), gestionados a través de la OTRI del Vicerrectorado de Transferencia e Innovación Tecnológica de la Universidad de Zaragoza.

Con esta colaboración se ha contribuido al desarrollo de electrolizadores de tecnología alcalina de alta potencia y eficiencia para la producción de hidrógeno energético a partir de fuentes de energía renovables y, en particular, de la energía eólica.

En la actualidad, para ajustar la generación de la energía eléctrica a la demanda es necesario en muchos casos almacenarla. Una de las formas de hacerlo es en forma de hidrógeno utilizando para ello el electrolizador, capaz de romper la molécula de agua, obteniéndose oxígeno e hidrógeno, que se comprime y almacena.

Posteriormente, cuando de nuevo se precisa energía eléctrica, el hidrógeno se convierte en electricidad utilizando otro equipo, la pila de combustible.

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here