Un estudio realizado por investigadores de la Universidad del País Vasco, el Hospital Universitario Cruces y el Memorial Sloan-Kettering ha descubierto una nueva función de la proteína p27. El trabajo ha sido portada de la revista Human Reproduction.

Una proteína conocida como supresor tumoral también está relacionada con la infertilidad

La proteína p27. UPV/ EHU

UPV/EHU
|

23 abril 2013 15:21

Los expertos conocen desde hace tiempo la función de la proteína p27 como supresor tumoral. Ahora, un equipo internacional de investigadores de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), del Hospital Universitario Cruces e Instituto BioCruces y del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York han descrito que podría estar relacionada también con la esterilidad.

La investigación, que se acaba de publicar en la revista Human Reproduction, analiza la razón de la infertilidad en hembras de ratón genéticamente transformadas que carecen del gen P27. Este gen fue descubierto por el profesor Andrew Koff, que ha participado en el proyecto.

Para ello se analizaron ovarios en ausencia de la proteína p27 mediante inmunohistoquímica e inmunofluorescencia y posterior análisis de imagen, tarea en la que tuvo una contribución relevante del profesor de la UPV/EHU Jon Arluzea Jauregizar.

La investigación demostró que la falta de la proteína p27 se asociaba con un mayor número ovocitos y un mayor número de folículos, las estructuras que contienen los ovocitos, en general, uno por folículo. En particular, se evidenció que los folículos con más de un ovocito, los denominados folículos multiovocíticos, son mucho más frecuentes en las hembras mutantes durante la etapa perinatal.

La asociación aparentemente paradójica de folículos multiovocíticos e infertilidad puede explicarse por el hecho de que estos folículos sufren un rápido proceso de degeneración en los días posteriores al nacimiento de la cría. Los investigadores también comprobaron que, en edad fértil, las hembras de ratón carentes de la proteína p27 presentan abundantes folículos en desarrollo, en particular, folículos secundarios con acumulación de líquido folicular, una morfología similar a la que presentan las mujeres con síndrome del ovario poliquístico. 

“Estos hallazgos abren una nueva vía al estudio de la esterilidad humana”, afirma Roberto Matorras Weinig, jefe de la Unidad de Reproducción Humana del Hospital de Cruces, quien también ha participado en esta investigación, financiada por becas del Gobierno Vasco y de la Fundación Jesús de Gangoiti.

Referencia bibliográfica:
J. Pérez-Sanz, J. Arluzea, R. Matorras, N. González-Santiago, J. Bilbao, N. Yeh, A. Barlas, Y. Romin, K. Manova-Todorova, A. Koff and C. de la Hoz ‘Increased number of multi-oocyte follicles (MOFs) in juvenile p27Kip1 mutant mice: potential role of granulosa cells’ Hum. Reprod. (2013) 28(4): 1023-1030 first published online January 8, 2013 doi:10.1093/humrep/des436

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here