El Atlas y libro rojo de los briófitos amenazados de España incluye a la Pohlia obtusifolia como especie vulnerable y las sierras del sistema Ibérico Norte, como áreas importantes.

Detalle de <i>Pohlia Obtusifolia</i> (© Michael Lüth).

Detalle de <i>Pohlia Obtusifolia</i> (© Michael Lüth).

UR COMUNICACION
|

06 mayo 2013 11:48

Investigadores de la Universidad de La Rioja (UR) han participado en la elaboración del Atlas y libro rojo de los briófitos amenazados de España, que incluye entre las especies vulnerables a la Pohlia obtusifolia –un tipo de musgo que se encuentra únicamente en La Rioja- y a las sierras del sistema Ibérico Norte, como área importante para los briófitos.

Editado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el Atlas y libro rojo de los briófitos amenazados de España ha sido coordinado desde la Universidad de Valencia (UV) con el apoyo humano y técnico de la Sociedad Española de Briología, que dirige Javier Martínez-Abaigar, catedrático de Botánica de la Universidad de La Rioja; y la colaboración de equipos científicos de toda España. Por parte de la UR ha colaborado tanto Martínez-Abaigar como Encarnación Núñez, catedrática de Fisiología Vegetal.

La Pohlia obtusifolia se ha encontrado en los Picos de Urbión y posee una población crítica de tan solo 400 individuos

El Atlas y libro rojo de los briófitos amenazados de España, coordinado por Ricardo Garilleti y Belén Albertos, de la UV, incluye referencias a 74 especies de briófitos (musgos y plantas afines). De ellas, 1 está clasificada como extinta (EX), 6 extintas regionalmente (RE), 21 en peligro crítico (CR), 20 amenazadas (EN), 24 vulnerables (VU) y 2 casi amenazadas (NT).

La Pohlia obtusifolia ha sido incluida en la categoría de las especies vulnerables (VU), ya que se ha encontrado en un único lugar de España (en los Picos de Urbión, La Rioja) y posee una población crítica de tan solo 400 individuos. Es un musgo acrocárpico que crece en céspedes laxos, de un verde pálido a pardusco, ligeramente brillante, y sin estructuras reproductoras vegetativas especializadas. Es una especie típica de zonas alpinas de América del Norte, India, Japón y Europa (de Finlandia a los Alpes).

En España es una especie muy rara, quizás la más rara del género Pohlia, con población única, muy reducida y relativamente accesible para las personas, que se encuentra en la Zona de Especial Conservación de Importancia Comunitaria (ZECIC): las sierras de la Demanda, Urbión, Cebollera y Cameros.

Los autores de la ficha en el Atlas y libro rojo de los briófitos amenazados de España –Javier Martínez Abaigar y Juan Guerra–, ante su desprotección legal, recomiendan “evitar el tránsito masivo de visitantes en las áreas donde se encuentra”.

Áreas importantes

El Atlas y libro rojo de los briófitos amenazados de España también delimita 17 zonas de la España peninsular como área importante para los briófitos (IBrA) principales, entre las que se encuentran las cumbres del sistema Ibérico Norte, es decir, las sierras de Neila, la Demanda, Cebollera, Cameros y Picos de Urbión en Castilla y León y La Rioja.

Un área importante para los briófitos es un lugar natural o seminatural que alberga una riqueza botánica excepcional, apoyado por una reseñable concurrencia de especies raras, amenazadas o endémicas; o briovegetación de elevado interés.

La delimitación de las IBrA tiene en cuenta las especies catalogadas –con, al menos, una especie en la Lista Roja–, originalidad –al menos una especie endémica o rara– y riqueza florística en relación a su área biogeográfica.

Las cumbres del sistema Ibérico Norte es la IBrA número 9 del atlas, comprende una superficie de 300 kilómetros cuadrados distribuidos entre las provincias de Burgos, Soria y La Rioja; en las que se encuentran hasta 300 especies, doce de ellas catalogadas dentro de la Lista Roja de Briófitos de España.

La importancia briológica de estas sierras del sistema Ibérico radica en que sirven de engarce briogeográfico entre las cadenas montañosas del norte de la península ibérica (Macizo Galaico, Cordillera Cantábrica, Montes Vascos y Pirineos) y las del centro (Sistema Central) y sur (por ejemplo, Sierra Nevada).

En consecuencia, muchos briófitos que se conocían de montañas tradicionalmente exploradas, como los Pirineos, el Sistema Central o Sierra Nevada, acaban por aparecer también en estas sierras del sistema Ibérico, en lugares poco accesibles de los pisos oromediterráneo y crioromediterráneo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here