El primero de los ocho Premios Príncipe de Asturias 2013, el de las artes, ya tiene dueño: Michael Haneke. El cineasta austríaco, considerado “el poeta del desasosiego cinematográfico”, ha sido galardonado con este premio “por su creación cinematográfica de profundas raíces europeas, que constituye una original y personalísima aproximación de radical sinceridad, aguda observación y extrema sutileza a problemas fundamentales que nos conciernen o afectan”, según ha hecho público hoy en Oviedo el jurado encargado de su concesión.

El cineasta Michael Haneke, galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes

El cineasta Michael Haneke. / FPA.

SINC
|

09 mayo 2013 16:48

El jurado del Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2013 ha acordado conceder dicho galardón al director de cine, guionista y dramaturgo austriaco Michael Haneke, por iluminar y diseccionar con deslumbrante maestría “aspectos sombríos de la existencia como la violencia, la opresión y la enfermedad, que afronta con extraordinaria sobriedad formal a la vez que abre espacios a la persistencia consoladora del amor, la confianza y el compromiso”.

Michael Haneke (Múnich, 23 de marzo de 1942) estudió Filosofía, Psicología y Teatro en la Universidad de Viena. “Su penetrante y radical mirada sobre la sociedad le ha permitido explorar terrenos desconocidos hasta convertirse en uno de los más destacados autores del cine contemporáneo europeo”, apunta un comunicado de los premios.

Entre 1967 y 1970 trabajó como guionista para la Südwestfunk (radio y televisión públicas del suroeste de Alemania) y, desde 1970, trabaja como realizador y guionista independiente. Como dramaturgo ha dirigido producciones escénicas en Alemania y Viena, con obras de Strindberg y Goethe, y también óperas. En 1974 debutó en televisión con After Liverpool, tras la que dirigió otras siete películas para la televisión alemana, entre ellas, una adaptación de El castillo, de Kafka.

Su estreno cinematográfico tuvo lugar en 1989 con El séptimo continente, feroz análisis de la autodestrucción de una familia vienesa de clase media

Con su último trabajo, Amor, ganó el Oscar

Su estreno cinematográfico tuvo lugar en 1989 con El séptimo continente, feroz análisis de la autodestrucción de una familia vienesa de clase media. Esta película inauguró la concebida por Haneke como Trilogía de la glaciación emocional, completada por Benny’s Video (1992) y 71 Fragmente einer Chronologie des Zufalls (1994). En 1997 alcanzó fama internacional con Funny Games, un juego macabro de terror y humillación. El éxito de la cinta dio lugar a una versión estadounidense, que dirigió años después el propio Haneke.

En 2000 rodó Código desconocido. Al año siguiente La pianista, basada en la novela homónima de la Nobel de Literatura Elfriede Jelinek, obtuvo el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cine de Cannes.

Haneke recibió nuevamente el aplauso de la crítica con Caché (2005), donde narra los estragos que causa en una pareja la aparición de vídeos de su vida cotidiana filmados sin su conocimiento. Por esta película recibió, entre otros muchos galardones, el premio al Mejor Director en Cannes y mejor película y mejor director en los Premios del Cine Europeo 2005. La cinta blanca (2009) es el retrato en blanco y negro de una comunidad rural dominada por la hipocresía, la rigidez moral y la educación autoritaria. Aclamada internacionalmente, fue reconocida con la Palma de Oro del Festival de Cannes, mejor película, guión y dirección en los Premios del Cine Europeo y el Globo de Oro.

Con su último trabajo, Amor (2012)  –un retrato de la incondicionalidad del verdadero amor y de la desolación y desesperanza del deterioro físico de la vejez–, Haneke volvió a conquistar la Palma de Oro de Cannes y ganó otro Globo de Oro y el Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa.

Además, el cineasta está en posesión de numerosos premios cinematográficos internacionales y en 2007 fue distinguido con la Cruz de Honor de las Artes y las Ciencias de Austria. En 2013 recibió la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid, coincidiendo con el estreno de su montaje de Così fan tutte en el Teatro Real de Madrid.

En esta edición concurrían un total de 33 candidaturas, procedentes de Argentina, Austria, Colombia, Cuba, Estados Unidos, Estonia, Georgia, Hungría, Italia, Japón, Kazajistán, Perú, Portugal, Reino Unido, Rumanía, Rusia, Serbia, Ucrania, Zimbaue y España.

Este ha sido el primero de los ocho Premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su trigésimo tercera edición. En las próximas semanas se fallarán los correspondientes a: Ciencias Sociales, Comunicación y Humanidades, Investigación Científica y Técnica, Letras, Cooperación Internacional y Deportes. El Premio Príncipe de Asturias de la Concordia se fallará el próximo mes de septiembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here