La multinacional International Flavors & Fragances ha abierto hoy en Benicarló (Castellón) un centro con sistemas que mejoran la eficiencia y minimizan el impacto ambiental de sus procesos productivos. Las instalaciones incorporan una tecnología desarrollada y patentada por Avelino Corma, investigador del Instituto de Tecnología Química de Valencia (CSIC-Universidad Politécnica de Valencia).

CSIC/SINC
|

22 mayo 2013 13:30

“Hemos desarrollado un catalizador que permite que un proceso químico que antes necesitaba de tres etapas y generaba muchos subproductos sin valor económico, se pueda realizar en una sola etapa sin generar subproductos; y así conseguimos reducir los costes de producción y generamos estos productos de química fina de manera más limpia”.

Así describe el investigador Avelino Corma, del Instituto de Tecnología Química de Valencia (CSIC-Universidad Politécnica de Valencia), las ventajas de una tecnología propia incorporada a la planta piloto que la empresa International Flavors & Fragances (IFF) ha inaugurado hoy en Benicarló (Castellón).

El nuevo centro está enfocado a la innovación de los procesos productivos con el objetivo de mejorar su eficiencia y minimizar el impacto ambiental. Sus instalaciones consisten en laboratorios y una planta piloto para realizar la introducción a nivel industrial de nuevos productos y procesos.

Al acto de inauguración han acudido el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra; el presidente del CSIC, Emilio Lora‐Tamayo; el conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch; y la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig. 

Asimismo, ha contado con la asistencia del vicepresidente de Organización y Relaciones Institucionales del CSIC, José Ramón Urquijo, y el coordinador institucional del CSIC en la Comunidad Valenciana, José Pío Beltrán, además de con el químico Avelino Corma que ha desarrollado la tecnología.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here