La multinacional International Flavors & Fragances ha abierto hoy en Benicarló (Castellón) un centro con sistemas que mejoran la eficiencia y minimizan el impacto ambiental de sus procesos productivos. Las instalaciones incorporan una tecnología desarrollada y patentada por Avelino Corma, investigador del Instituto de Tecnología Química de Valencia (CSIC-Universidad Politécnica de Valencia).

CSIC/SINC
|

22 mayo 2013 13:30

“Hemos desarrollado un catalizador que permite que un proceso químico que antes necesitaba de tres etapas y generaba muchos subproductos sin valor económico, se pueda realizar en una sola etapa sin generar subproductos; y así conseguimos reducir los costes de producción y generamos estos productos de química fina de manera más limpia”.

Así describe el investigador Avelino Corma, del Instituto de Tecnología Química de Valencia (CSIC-Universidad Politécnica de Valencia), las ventajas de una tecnología propia incorporada a la planta piloto que la empresa International Flavors & Fragances (IFF) ha inaugurado hoy en Benicarló (Castellón).

El nuevo centro está enfocado a la innovación de los procesos productivos con el objetivo de mejorar su eficiencia y minimizar el impacto ambiental. Sus instalaciones consisten en laboratorios y una planta piloto para realizar la introducción a nivel industrial de nuevos productos y procesos.

Al acto de inauguración han acudido el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra; el presidente del CSIC, Emilio Lora‐Tamayo; el conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch; y la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig. 

Asimismo, ha contado con la asistencia del vicepresidente de Organización y Relaciones Institucionales del CSIC, José Ramón Urquijo, y el coordinador institucional del CSIC en la Comunidad Valenciana, José Pío Beltrán, además de con el químico Avelino Corma que ha desarrollado la tecnología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here