Malas noticias para cualquiera que tenga miedo de los bichos de todo tipo: los científicos advierten de que las cucarachas se están volviendo cada vez más difíciles de matar.

Los investigadores encontraron que las cucarachas alemanas se están volviendo más difíciles de eliminar porque están desarrollando resistencia cruzada a los insecticidas.

El estudio, que fue publicado en la revista Scientific Reports, fue dirigido por el profesor Michael Scharf, de la Universidad de Purdue.
«Este es una prueba no realizada antes con cucarachas», dijo Scharf en una declaración. «Las cucarachas que desarrollen resistencia a múltiples clases de insecticidas a la vez harán casi imposible el control de estas plagas sólo con productos químicos.»

Los investigadores saben que los diferentes tipos de insecticidas funcionan de diferentes maneras, con profesionales exterminadores que utilizan una mezcla de tipos o que cambian de tipo de insecticida de tratamiento a tratamiento. Este enfoque tiene por objeto garantizar que, incluso si un pequeño porcentaje de cucarachas es resistente a una clase de insecticida, los insecticidas de otras clases las maten.

Los autores del informe probaron este enfoque en bloques de pisos de Indiana e Illinois durante un período de seis meses. En un tratamiento, tres tipos diferentes de insecticidas fueron rotados cada mes durante tres meses y luego se repitieron. En el segundo tratamiento, los investigadores utilizaron una mezcla de dos insecticidas de diferentes clases durante seis meses. En el tercer grupo de tratamiento, los expertos escogieron un insecticida al que las cucarachas tenían una resistencia inicial de bajo nivel y lo usaron durante la duración de la investigación.

También se capturaron cucarachas en cada uno de los lugares y se realizaron pruebas de laboratorio antes de que comenzara el estudio.

En el primer grupo de tratamiento, los investigadores mantuvieron la población de cucarachas plana, pero no pudieron reducirla. En el segundo grupo, donde se utilizó una mezcla de dos insecticidas de diferentes clases, la población de cucarachas floreció.

En un experimento con el grupo de resistencia aun único insecticida, los científicos encontraron que había poca resistencia al producto elegido y los investigadores fueron capaces de eliminar por completo la población de cucarachas. En otro experimento con ese grupo, sin embargo, cerca del 10 por ciento de las cucarachas tenían resistencia inicial y la población creció.

El crecimiento de la población fue probablemente el resultado de la resistencia cruzada, según el estudio. «Si hubiésemos repetido varias veces el estudio, ubiéramos visto cómo la resistencia se cuadruplicaba o se sextuplicaba en una sola generación», dijo Scharf. «No teníamos ni idea de que algo así podría pasar tan rápido».

Los investigadores observan que las cucarachas tienen un ciclo reproductivo de tres meses durante el cual pueden tener hasta 50 crías. «Si incluso un pequeño porcentaje de cucarachas es resistente a un insecticida, y esas cucarachas ganan resistencia cruzada, una población diezmada por un solo tratamiento podría explotar de nuevo en cuestión de meses», explica la publicación.

La respuesta, según Scharf, es un enfoque de manejo integrado de plagas que combina tratamientos químicos, trampas, saneamiento mejorado y aspiradoras.

«Algunos de estos métodos son más caros que el uso de insecticidas, pero si esos insecticidas no van a controlar o eliminar una población, simplemente se tira el dinero», dijo Scharf. «Combinar varios métodos será la forma más efectiva de eliminar las cucarachas».

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here