Junto con Gemínidas y Perseidas, las Cuadrántidas es la lluvia de estrellas más intensa del año

Las tres lluvias de estrellas más espectaculares del año son Perseidas (agosto), Gemínidas (en diciembre) y Cuadrántidas (la primera semana de enero). Aunque la más conocida son las Perseidas -su máximo coincide con el periodo vacacional y con suaves temperaturas nocturnas-, Gemínidas y Cuadrántidas nunca defraudan presentando una actividad que alcanza los 100 meteoros por hora (ZHR, tasas horarias zenitales) y se mantiene constante año tras año (actividad Cuadrántidas año 2019 en IMO).

Las Cuadrántidas muestran su pico de actividad la primera semana de enero. Para 2020, el máximo se espera a las 8:20 UT del 4 de enero. En Europa, por tanto, la noche del 3 al 4 de enero será el mejor momento para su observación. Es preciso esperar hasta la madrugada del día 4 de enero momento en que la constelación del Boyero se encontrará alta en el cielo y no tendremos Luna. La actividad final de meteoros se espera -en media- uno cada cuatro minutos, algunos de ellos brillantes si estamos situados en un lugar oscuro y con horizontes despejados.

Debido a que el radiante -punto del cielo donde parecen “nacer” los meteoros- se encuentra localizado cerca de la Osa Mayor -concretamente en la constelación del Boyero, que ocupa parte de la desaparecida Quadrans Muralis y de ahí su nombre- las Cuadrántidas no presentan alta actividad en el hemisferio sur.

Cuadrántidas y Gemínidas son lluvias únicas

Las llamadas ‘estrellas fugaces’ son en realidad pequeñas partículas de polvo de distintos tamaños, algunas menores que granos de arena, que van dejando los cometas a lo largo de sus órbitas alrededor del Sol. La corriente de partículas resultante (llamados meteoroides), debido al “deshielo” producido por el calor solar, se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada cada año por La Tierra en su órbita alrededor del Sol. Durante este encuentro, las partículas de polvo se desintegran al entrar a gran velocidad en la atmósfera terrestre, creando los conocidos trazos luminosos que reciben el nombre científico de meteoros. Esto es cierto para la mayoría de lluvias, pero no para las Cuadrántidas y las Gemínidas: no existe ningún cometa que coincida con la trayectoria de la nube de “escombros”. Los progenitores son Asteroides, 3200 Phaeton en el caso de las Gemínidas y 2003 EH para las Cuadrántidas.

En directo desde el Observatorio del Teide

Englobado en las Iniciativas de divulgación del proyecto europeo EELabs (eelabs.eu), el canal sky-live.tv retransmitirá, en directo, la lluvia de estrellas desde el Observatorio del Teide (IAC, Tenerife, Islas Canarias). La cita es la madrugada del próximo sábado 4 de enero a las 6:30 UT (hora local en Canarias, 7:30 CET, hora local en Europa).

“Siempre cuesta levantarse a las seis de la mañana, si además es cuatro de enero, con vacaciones y frío más, pero vale la pena. Este año no tendremos Luna, por lo que podremos presenciar un bonito espectáculo con una actividad rozando los cien meteoros por hora”, comenta Miquel Serra-Ricart, astrónomo del IAC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here