La deslumbrante protagonista de esta imagen de Hubble es la estrella más cercana a nosotros: Proxima Centauri.

Proxima Centauri se halla en la constelación de Centaurus (el Centauro), a poco más de cuatro años luz de la Tierra. Aunque se ve brillante a ojos de Hubble, como se puede esperar de la estrella más cercana al Sistema Solar, Proxima Centauri no se ve a simple vista. Esto se debe a que su luminosidad media es muy baja y su tamaño es muy pequeño en comparación con otras estrellas, con una masa que es una octava parte de la del Sol.

No obstante, en ocasiones aumenta su brillo. Proxima es lo que se conoce como una “estrella fulgurante”, pues los procesos de convección en su interior tienden a causar cambios imprevisibles y espectaculares en su brillo. Estos procesos no solo provocan resplandecientes estallidos de luz, sino que en combinación con otros factores hacen que a Proxima Centauri le espere un largo futuro. Los astrónomos prevén que esta estrella conservará su mediana edad —o “secuencia principal”, en términos astronómicos— durante otros cuatro billones de años, unas trescientas veces la edad del universo actual.

Estas observaciones se efectuaron con la Cámara Planetaria y de Gran Angular 2 (WFPC2) de Hubble. Proxima Centauri forma parte de un sistema estelar triple, pero sus dos estrellas compañeras, Alfa Centauri A y B, están fuera del encuadre de la imagen.

Aunque, en términos cósmicos, se trata de una estrella cercana, Proxima Centauri apenas parece un punto incluso para la agudísima visión de Hubble, lo que da cuenta de la vasta escala del universo que nos rodea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here