En medio de los triunfantes titulares de noticias de la semana pasada que presentaban a los trabajadores de la salud de primera línea recibiendo su primera dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer, llegaron informes que rebajaron la emoción: algunos de los receptores de la vacuna experimentaron severas reacciones alérgicas después de su inyección.

Estas historias son (comprensiblemente) inquietantes, especialmente para los que tienen alergias. Pero en vez de entrar en pánico, es mejor ver estos incidentes en un contexto más amplio. Esto es lo que hay que saber sobre las vacunas COVID y las alergias, incluidas las pautas de seguridad actualizadas para Estados Unidos (extensibles al resto de los países donde se apliquen las vacunas masivamente -España será uno de ellos-) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Reacciones alérgicas a la vacuna COVID de Pfizer

El domingo por la tarde, el CDC informó de que se habían administrado 556.000 dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer en los Estados Unidos. Y hasta el sábado 19 de diciembre, el CDC identificó seis casos de anafilaxia -una reacción alérgica severa y potencialmente mortal- entre aquellos que habían recibido la primera vacuna que recibió la autorización de uso de emergencia (EUA) de la Administración de Medicinas y Alimentos (FDA).

Hasta ahora no se ha informado públicamente de ningún caso de anafilaxia entre los que han recibido la vacuna Moderna, aunque hoy es sólo el segundo día en que se ha administrado.

Y ya que estamos en el tema, la anafilaxis no es exclusiva de la vacuna COVID-19: Estas reacciones alérgicas severas pueden ocurrir con cualquier vacuna. Afortunadamente, son extremadamente raras, ocurriendo, en promedio, con cerca de una dosis por millón administrada.

¿Hubo casos de anafilaxis en los ensayos clínicos?

Antes de que tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna recibieran la EUA, cada una de ellas tenía que cumplir con estrictos requisitos de seguridad, que también cubrían posibles reacciones alérgicas. Pero ninguno de los participantes en ninguno de los dos ensayos clínicos experimentó anafilaxis después de recibir la vacuna, lo que deja a los científicos preguntándose qué es lo que está causando ahora estas graves reacciones.

A pesar de los informes de que el ensayo clínico de la vacuna de Pfizer excluía a cualquier persona con un historial de alergias graves a los alimentos o a los medicamentos, no fue exactamente así. Había aproximadamente 6.000 participantes en la última etapa de la prueba de la vacuna con un historial de una serie de alergias, incluyendo al polen y a los alimentos. Pero las personas con una reacción adversa grave en el pasado a cualquier vacuna (o a un componente de la vacuna de Pfizer) fueron excluidas.

Un nuevo estudio sobre las reacciones alérgicas

Ayer, funcionarios de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) anunciaron que se ha iniciado el diseño de un estudio que tiene por objeto determinar si un componente específico de la vacuna es probable que esté detrás de estas reacciones alérgicas, o si simplemente fueron una coincidencia. No sólo existe la presión de obtener esta información lo más rápido posible, sino que el estudio en sí mismo también presenta un gran desafío, dado que involucrará a personas que tienen un historial de reacciones alérgicas graves.

Los científicos han identificado hasta ahora un posible sospechoso: un compuesto llamado polietilenglicol (PEG) que se encuentra en el recubrimiento del ARN mensajero (ARNm) utilizado en las vacunas Pfizer y Moderna. Aunque el PEG nunca se ha utilizado antes en una vacuna aprobada, se encuentra en varios fármacos que se sabe que ocasionalmente desencadenan anafilaxis.

Lo que las personas con alergias deben saber sobre las vacunas COVID

Aunque todavía no está claro qué es exactamente lo que ha causado los casos de anafilaxis en los receptores de la vacuna de Pfizer, el CDC ha publicado una serie de directrices para ayudar a tomar decisiones informadas sobre la vacunación cuando llegue el momento:

  • Evite una vacuna COVID-19 en particular si alguna vez ha tenido una reacción alérgica grave a alguno de sus ingredientes (aquí están -en inglés- las listas de ingredientes de Pfizer y Moderna).
  • No reciba la segunda dosis de una vacuna si tiene una reacción alérgica grave a la primera.
  • Pregunte a su médico si debe recibir la vacuna COVID-19 si ha tenido una reacción alérgica grave a otras vacunas o terapias inyectables.
  • Las personas con antecedentes de reacciones alérgicas graves no relacionadas con las vacunas o los medicamentos inyectables, como alergias a los alimentos, a los animales domésticos, al veneno o al látex, o al medio ambiente, pueden vacunarse.
  • Las personas con antecedentes de alergias a los medicamentos orales o con antecedentes familiares de reacciones alérgicas graves, o que podrían tener una alergia más leve a las vacunas (pero sin anafilaxis) también pueden vacunarse.

¿Qué sucede si tiene una reacción alérgica después de recibir la vacuna?

Cualquier centro de salud o profesional que administre la vacuna COVID-19 ha recibido un conjunto de instrucciones a seguir en caso de que alguien tenga una reacción alérgica. Pero como receptor de la vacuna, es importante que usted también esté familiarizado con el procedimiento, tenga o no antecedentes de alergias. A continuación se presentan las medidas de seguridad recomendadas por los CDC:

  • Todas las personas que reciben la vacuna COVID-19 deben ser monitorizadas en el lugar. Las personas con un historial de reacciones alérgicas graves deben ser monitorizadas durante 30 minutos después de recibir la vacuna. Todas las demás personas deben ser monitorizadas durante 15 minutos después de recibir la vacuna.
  • Los proveedores de la vacuna deben tener medicamentos y equipo apropiados, como epinefrina, antihistamínicos, estetoscopios, manguitos para la presión arterial y dispositivos de cronometraje para controlar el pulso, en todos los centros de vacunación contra COVID-19.
  • Si experimenta una reacción alérgica grave después de recibir la vacuna COVID-19, los proveedores de vacunas deben proporcionarle una atención rápida y llamar a los servicios médicos de emergencia. Debe continuar siendo monitorizado en un centro médico por lo menos durante varias horas.

Por si sirve de algo, la regla sobre el monitoreo durante 15 minutos después de la vacunación no es específica de las vacunas COVID. Es un procedimiento de rutina para la vacuna de la gripe, también.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here