Tras realizar el primer vuelo con motor en otro planeta, la misión Mars 2020 de la NASA ha conseguido otra primicia clave que podría allanar el camino a los futuros astronautas al fabricar oxígeno respirable a partir del aire marciano.

La NASA anunció que un instrumento a bordo del rover había extraído con éxito el dióxido de carbono de la atmósfera de Marte y luego dividió electroquímicamente los átomos de oxígeno de las moléculas de dióxido de carbono.

La atmósfera marciana está compuesta en un 95% por dióxido de carbono. El resto es principalmente nitrógeno y argón.

La hazaña, anunciada el miércoles, se considera vital para cualquier estancia a largo plazo de los seres humanos en Marte, ya que llevar un amplio suministro de oxígeno desde la Tierra probablemente resultaría poco práctico.

«MOXIE no es sólo el primer instrumento que produce oxígeno en otro mundo», dijo en un comunicado Trudy Kortes, directora de demostraciones tecnológicas de la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial de la NASA. La calificó como la primera tecnología de este tipo que ayudará a futuras misiones a «vivir de la tierra» de otro planeta.

El rover utilizó un instrumento conocido como MOXIE, o Mars Oxygen In-Situ Resource Utilization Experiment, que sobrecalentó el dióxido de carbono para escindirlo químicamente, produciendo unos 5 gramos de oxígeno puro, lo suficiente para que un astronauta pueda respirar durante 10 minutos, según la NASA.

«Se trata de un primer paso fundamental para convertir el dióxido de carbono en oxígeno en Marte», declaró Jim Reuter, administrador asociado de la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial.

Los ingenieros esperan que MOXIE pueda ampliarse para producir suficiente oxígeno para futuros vuelos humanos a Marte. Se calcula que un grupo de cuatro astronautas en el planeta rojo necesitaría una tonelada métrica de oxígeno entre todos ellos para sobrevivir un año entero, afirmó el investigador principal de MOXIE, Michael Hecht, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, en un comunicado de prensa de la NASA.

El oxígeno producido en Marte también podría utilizarse en combinación con el combustible de cohetes para propulsar los cohetes que regresen a la Tierra. La NASA calcula que se necesitarían 25 toneladas métricas de oxígeno para un cohete de este tipo que transportara cuatro astronautas. Un instrumento de tamaño industrial del tipo MOXIE para su uso en Marte podría pesar alrededor de una tonelada métrica, dijo Hecht el año pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here