El ADSL y la fibra óptica son dos tipos de conexiones básicas entre las cuales podrá elegir el individuo a la hora de contratar su servicio de conexión a Internet. El ADSL era hasta hace poco el método más utilizado para conectarse a la red desde casa, pero actualmente la fibra óptica comienza a ganarle terreno, y es que ofrece mejor calidad de conexión y más velocidad al mismo precio.

El usuario debe tener claro cuáles son sus necesidades antes de decidirse por una u otra opción, aunque evidentemente no querrá renunciar a estar conectado permanentemente. A continuación, se ofrecen unas recomendaciones para saber qué tipo de conexión se debe contratar.

¿Cuáles son las diferencias entre la fibra óptica y el ADSL?

Muchas personas se preguntan si la fibra óptica es mejor que el ADSL o viceversa. Una de las diferencias que existen entre ambas conexiones es el material del que está hecho la red: para la fibra óptica se utilizan hilos de vidrio o de plástico, los cuales envían señales de luz, y para el ADSL se usan hilos de cobre, que mandan una señal eléctrica.

El usuario podrá disfrutar de la velocidad que realmente contrata con la fibra óptica. Cabe mencionar que esto no sucede con el ADSL, una conexión que en el caso de que se produzcan cambios de tensión o de temperatura, el individuo puede sufrir interferencias durante la navegación.

Como se ha mencionado anteriormente, la fibra óptica ofrece mayor velocidad que el ADSL, por lo que el individuo podrá bajar o subir archivos en poco tiempo, lo cual sin duda alguna mejorará su experiencia en Internet.

A priori se puede decir que es más recomendable contratar fibra óptica que ADSL. Además, actualmente las operadoras ofrecen más servicios aparte del de Internet, como el de televisión y móvil, por lo que usuario podrá encontrar todo tipo de ofertas fibra y móvil ofrecidas por Lowi con las que disfrutará de Internet tanto en su hogar como en su smartphone.

¿Cuáles son las ventajas de la fibra óptica?

Las velocidades de navegación que se pueden alcanzar con la fibra óptica van desde 50 Mb hasta 1 Gbps. En cambio, la velocidad de la conexión de ADSL va desde 10 Mb/s hasta 30 Mb/s. También hay que tener en cuenta que la velocidad a la que se encuentra el domicilio de la central telefónica no afecta a la velocidad de la fibra óptica.

El material del que está compuesta la fibra óptica es mucho más grueso que el del ADSL, lo que hace que la calidad de la conexión sea mejor. Además, la cantidad de megas al navegar con fibra óptica son constantes, esto hace que la estabilidad de conexión sea mayor que la proporcionada por el ADSL.

Si el individuo desea contratar fibra óptica, debe saber que su instalación es muy sencilla, ya que este material se adapta perfectamente a los conductos que haya en la vivienda. Además, en caso de avería, esta se detecta fácilmente a través de control remoto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here