Debido a la caída ayer de las redes de Facebook y de sus otras aplicaciones, como Instagram y Whatsapp, mucha gente se acordó de que existe otra aplicación de mensajería, conocida especialmente por incidir en la privacidad de las conversaciones.

En su canal en la propia aplicación, el fundador de Telegram Pavel Durov escribió un lacónico: «En las últimas 24 horas ha habido tres millones de nuevos usuarios» mientras las redes de Zuckerberg intentaban restablecer la normalidad.

El hecho es que Facebook y sus otras aplicaciones estuvieron inaccesibles durante bastantes horas en todos los puntos del planeta y ya hay gente que no concibe su vida sin aplicaciones de mensajería y redes sociales. Desde Facebook se atribuye el problema a un error cometido durante la actualización de sus servicios aunque resulta extraño que un error de ese tipo tumbe un sistema tan grande durante diez horas y lo que se supone que son los elegidos entre los mejores informáticos del mundo no sean capaces de paralizar la actualización, revertir los cambios yrestablecer el servicio hasta dar con la causa del error.

Mientras tanto, sin alegrarse del mal ajeno (que mañana les puede tocar a ellos) desde Telegram insisten en la seguridad de su aplicación, especialmente aborrecida por Rusia y todos los servicios secretos de Putin que, hasta la fecha, no han encontrado la manera de hackearla.

Lo que sí está claro es que esto sólo es un tropiezo más de Facebook en su particular descalabro, su caída desde los cielos de estos últimos años, cuando parecía que la red social de Mark Zuckerberg iba a ser nuestra identidad digital forzosa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here