Como da igual la cantidad de veces que se advierta sobre los peligros de instalar software de fuentes dudosas, se suele recomendar que, al menos, se tenga instalado un antivirus en el móvil para prevenir la infección de los terminales con toda clase de virus y troyanos. Para el usuario corriente, sin embargo ahora surge una duda más ya que un estudio publicado por el sitio web AV.Comparatives ha desvelado que la inmensa mayoría de los programas antivirus que se ofrecen en la tienda de aplicaciones de google, la Androy Play Store, son lisa y llanamente un fraude.

El estudio se ha realizado instalando casi 250 antivirus disponibles en la Play Store durante el mes de enero pasado y dos tercios de ellos ni siquiera llegaron a detectar un treinta por ciento del malware que se había instalado intencionadamente en los teléfonos. Incluso, durante el tiempo que tardaron en realizar todas las pruebas, algunas de estas aplicaciones habían sido eliminadas por incurrir en otras prácticas poco éticas como la recolección de datos o el exceso de publicidad.

Los antivirus se instalaron en teléfonos Samsung Galaxy S9 con Android 8.0 y Nexus 5 con Android 6.0. En estos terminales se descargaba un fichero .apk con distintas amenazas y se instalaba y ejecutaba. El 70% de los supuestos antivirus no detectaba ningún peligro o, como máximo, detectaba y bloqueaba un 30% de las amenazas. Hasta tal punto son inútiles y suponen en sí mismo un riesgo para la seguridad del smartphone que la mayoría de estos supuestos antivirus eran bloqueados, como cualquier otro malware, por las aplicaciones antivirus de compañías consolidadas en el sector de protección informática.

Sólo 23 de las 250 aplicaciones analizadas fueron capaces de identificar el malware infiltrado en los teléfonos y son esas que todo el mundo conoce y que tienen productos en el mercado desde hace bastantes años.

Los antivirus que no pasaron el test suelen ser de dos tipos:

  • desarrolladores poco profesionales que elaboran programas sencillos cuya única protección consiste en una lista de programas a bloquear pero que no hacen ningún tipo de análisis de las aplicaciones instaladas
  • aplicaciones maliciosas diseñadas para confundir a usuarios poco expertos y venderles más software para proteger sus terminales o para inundar sus teléfonos con publicidad

En cualquier caso, este estudio viene a conformar que la principal herramienta para mantener el teléfono a salvo de todo tipo de desaprensivos es la prudencia y una regla muy simple: no instalar nada que no venga de las tiendas oficiales o que prometa prestaciones demasiado bonitas para ser verdad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here