Facebook es un lugar para ponerse al día con los amigos, mantenerse en contacto con la familia y encontrar a cientos de miles de ciberdelincuentes para contratar, según Cisco Talos, el grupo de inteligencia de amenazas del gigante de las redes, que hoy detalló cómo la red social sirve como foro para los del reverso tenebroso de la Red.

En una entrada de su blog, la compañía Talos dijo que encontró 74 grupos dedicados al crimen cibernético con un total colectivo de 385.000 miembros. Algunos de los grupos estuvieron activos durante ocho años, dijo Talos, y muchos llevaban nombres obvios como «Facebook hacker (phishing)» o «Spammer and Hacker Professional».

Tener más de 2.000 millones de usuarios hace de Facebook el lugar ideal para socializar y, en algunos casos, anunciar servicios para delincuentes.

Talos dijo que intentó derribar a los grupos que encontró utilizando la herramienta de «denuncia de abusos» de la red social. Algunos grupos fueron borrados; a otros simplemente se les eliminaron algunos comentarios específicos. Sin embargo, cuando Talos se puso en contacto con el equipo de seguridad de Facebook, todos los grupos fueron finalmente cerrados. No es que el cierre de estos grupos haya logrado mucho a largo plazo. Inmediatamente se formaron grupos similares después de que se cerrara el lote inicial.

Las plataformas de Facebook (Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp) se han utilizado durante mucho tiempo para vender drogas, armas y servicios ilegales. La empresa los modera o cierra, claro, pero siguen reapareciendo los grupos dedicados a la venta de marihuana, servicios de phishing, tarjetas de crédito robadas y hasta munición del calibre .22.

Facebook se limita a no reconocer el problema y exigir a los usuarios que sean ellos quienes denuncien a los grupos que consideren ilegales. A ver… un equipo de tres personas para borrar grupos de este tipo ¿qué porcentaje de los 22.112 millones de dólares de benficio de Facebook supone?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here