Cuenta creer que cada día puedan estar saliendo a  la luz nuevas tropelías de Facebook contra la privacidad de sus usuarios pero la sinvergonzonería de Mark Zuckerberg y compañía parece no tener límite.

Facebook «involuntariamente» registró los contactos de correo electrónico de más de 1,5 millones de usuarios sin pedir permiso para hacerlo, ha admitido la red social.

La recolección de datos se realizó a través de un sistema utilizado para verificar la identidad de los nuevos miembros pero Facebook pidió a los nuevos usuarios que proporcionaran la contraseña de su cuenta de correo electrónico y, en vez de limitarse a verificar la identidad, hizo una copia de sus contactos.

Facebook ha anunciado que ha cambiado la forma en que manejaba a los nuevos usuarios para evitar que se cargaran contactos y que se notificaría a todos los usuarios cuyos contactos hubieran sido tomados y se eliminarían todos los contactos que hubiera tomado sin su consentimiento.

Se cree que la información capturada ha sido utilizada por Facebook para ayudar a mapear las conexiones sociales y personales entre los usuarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here