A medida que nos acercamos a mayo, Google está preparando su próximo anuncio sobre su entrada en el segmento de teléfonos inteligentes de gama media con el Google Pixel 3a y 3a XL. ¿Y por qué Google querría ahora sacar móviles más baratos? Necesita diversificarse para competir mejor en el mercado de los teléfonos inteligentes.

Durante la última presentación trimestral de resultado de Google el lunes pasado, la directora financiera de Google, Ruth Porat, admitió que la empresa vendió menos dispositivos Google Pixel en el primer trimestre en comparación con el primer trimestre del año pasado. Porat apuntó a «algunas de las recientes presiones en el mercado de los smartphones premium» como el factor determinante de las menores ventas.

No explicó exactamente cuáles eran esas presiones pero es evidente que los Pixel 3 y 3 XL tenían precios por debajo del rango de precios de $800-$1000 para poder competir con los productos punteros de Samsung y Apple y ni así consiguieron ganar masivamente adeptos. Tampoco ayudó que la línea Pixel siga siendo una exclusiva de Verizon en los EE.UU. y es que a los consumidores estadounidenses no les gusta la idea de pagar por un teléfono de gama alta de su propio bolsillo.

No quiere decir que el Pixel 3 no fuera un gran smartphone. Simplemente, el mercado de los smartphones de gama alta está demasiado saturado y se necesita mucho para diferenciarse en medio de una competencia feroz.

El aumento constante del precio de los teléfonos inteligentes da a los consumidores aún más razones para aferrarse a sus teléfonos durante más tiempo, especialmente cuando los modelos actualizados apenas tienen novedades reseñables y sólo aumentan las prestaciones con respecto al modelo anterior (el número de gigas o de megas de la cámara o la memoria, por ejemplo).

Los ingresos por hardware publicados por Google suman todos los productos de hardware como Nest, los dispositivos Chromecast, los portátiles y otros dispositivos para el hogar, así como las ventas de sus smartphones y tabletas Pixel, de modo que no sabemos exactamente cuánto dinero generaron (o hicieron perder) los dispositivos Pixel.

Los ingresos por este concepto del primer trimestre del año pasado fueron de 4.350 millones de dólares y en el primer trimestre de este año aumentaron a 5.450 millones de dólares, que tampoco está nada mal. Sabemos que el Pixel no es el responsable de ese impulso y esperamos ver si la inminente línea de productos de gama media de Google aumentará las ventas de Pixel y en qué mercados entrará con el 3a y 3a XL.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here