El grupo Huawei, uno de los más poderosos holdings tecnológicos chinos, ha decidido cancelar el lanzamiento de su nuevo ordenador portátil debido a las restricciones en la compra de componentes que podría padecer después del veto dictado por el presidente estadounidense.

El jefe de operaciones de la división de consumo de Huawei anunció ayer miércoles que seguramente el ordenador nunca verá la luz si, pasados los 90 días de gracia, se mantiene el veto de la administración Trump a la venta por parate de compañías americanas de piezas de alta tecnología esenciales para la fabricación de ordenadores y otros dispositivos que pudiesen emplearse en el espionaje político e industrial contra Estados Unidos.

Esta decisión sí que muestra a las claras los efectos devastadores que el veto del residente Trump puede tener en cualquier compañía. Hasta ahora la compañía china se había mostrado feliz y optimista mientras aseguraba que nada le impediría seguir adelante con sus planes para ser la líder mundial de la tecnología pero si no pueden fabricar teléfonos móviles con Android u ordenadores, su importancia en el mercado de consumo se verá drásticamente reducida.

Adicionalmente, la reputación de la empresa china ha quedado marcada para siempre al verse señalada como brazo ejecutor de las políticas expansionistas del gobierno chino en todo el mundo y como una herramienta de los servicios de espionaje del país oriental.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here