El puerto USB-C será obligatorio para todos los aparatos electrónicos pequeños y medianos que se vendan en la UE a partir de 2024

El objetivo del cargador común en la UE está un paso más cerca tras el acuerdo provisional alcanzado por los negociadores del Parlamento Europeo y el Consejo. A partir del otoño de 2024, todos los dispositivos electrónicos portátiles de pequeño y mediano tamaño, incluidos los teléfonos móviles, las tabletas y los auriculares, que se vendan en la UE tendrán que venir con un puerto de carga USB-C.

Una lista adicional con doce grupos de productos electrónicos, incluidos los lectores electrónicos, las consolas de juego portátiles y las cámaras, también estarán obligados a cumplir la norma de carga universal en todos los mercados de la UE. Los ordenadores portátiles tendrán un plazo superior para adaptarse pero tendrán que cumplir la nueva norma 40 meses (3,3 años) después de su entrada en vigor.

La nueva norma forma parte del objetivo de la UE de hacer más sostenibles los productos electrónicos que se venden en los Estados miembros y reducir los residuos electrónicos, al tiempo que ayuda a los consumidores a llevar un único cargador para todos sus dispositivos. La legislación aún tiene que pasar la votación en el Parlamento y el Consejo de la UE, que está prevista para finales de este año, y todos los indicios apuntan a un voto abrumador a favor de la norma de carga común. La nueva ley también pretende armonizar los estándares de carga rápida en todos los dispositivos y se está estudiando hacer lo mismo con los estándares de carga inalámbrica en el futuro.

Hoy hemos conseguido que el cargador común sea una realidad en Europa. Los consumidores europeos llevaban mucho tiempo frustrados con los cargadores que se acumulaban con cada nuevo dispositivo. Ahora podrán utilizar un único cargador para todos sus aparatos electrónicos portátiles. – Alex Agius Saliba (eurodiputado)

Según el comunicado de prensa del Parlamento Europeo, los consumidores de la UE gastan un total de 250 millones de euros al año en cargadores. Al mismo tiempo, los cargadores que quedan obsoletos y que vienen con los dispositivos contribuyen con unas 11.000 toneladas de residuos electrónicos al año.

Todos los principales fabricantes de teléfonos inteligentes ya han hecho la transición al USB-C, excepto los iPhones de Apple y su puerto Lighting. Apple podría evitar añadir el USB-C a sus teléfonos si se quedara sin puerto, solo con la carga inalámbrica, pero según los últimos rumores, en Cupertino ya están probando el USB-C para su próxima generación de iPhone.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí