Published On: Jue, Feb 3rd, 2005

El urogallo pirenaico

Europa Press

El urogallo pirenaico está sufriendo un “grave declive” y en la actualidad sólo quedan en España 1.328 ejemplares, por lo que los expertos recomiendan la puesta en marcha de un Programa de cría en cautividad, para conseguir una reserva genética que permita perpetuar la especie.

La Estrategia para la Conservación del Urogallo Pirenaico, que hoy se debate en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, advierte del impacto que los deportes de nieve y el cambio climático están produciendo en las únicas poblaciones de este ave forestal que quedan en España.

El urogallo pirenaico sólo habitan actualmente en Navarra, Aragón y Cataluña, teniendo esta comunidad el 85 por ciento de los ejemplares de nuestro país, según la Estrategia a la que ha tenido acceso Europa Press. Los objetivos marcados en el texto son conseguir una población superior a 2.500 individuos maduros, la conexión de todas las subpoblaciones en una metapoblación (Andorra y Francia incluidas), y la declaración de cómo mínimo el 80 por ciento del área distributiva de la especie con alguna categoría de protección especial (Parque Nacional, Parque Natural, Reserva Natural, ZEPA).

En España, se estimaba que existían 942 machos adultos contabilizados a finales de los años ochenta, mientras que en el año 2001 se censaron 689. En Navarra y el sector occidental de Aragón, la población se encuentra fragmentada y con escasas posibilidades de supervivencia, según la estrategia. “Tan sólo el núcleo centro oriental de Pirineos posee niveles de supervivencia aceptables al menos hasta la fecha”, apuntan los expertos.

Las razones del declive son la influencia del cambio climático, la pérdida de la calidad hábitat y en menor medida la fragmentación de los bosques, la presión humana, depredadores como jabalí, zorro, pequeños carnívoros y córvidos forestales y la elevada densidad de ungulados silvestres y ganadería.

Además, las actividades vinculadas al ocio y a la gestión del territorio, como el esquí alpino y nórdico y otras actividades asociadas a deportes de nieve y estaciones de invierno, la actividad cinegética, el senderismo o la observación y fotografía de aves afectan a las poblaciones de urogallo pirenaico.

NO ABRIR NUEVAS PISTAS DE ESQUI

Por lo tanto, la estrategia recomienda no autorizar la apertura de nuevas pistas o la recuperación de caminos y sendas en desuso, salvo por su necesidad en la gestión del hábitat, tratando posteriormente de clausurar o restaurar el terreno a su estado original cuando pierdan su función; y adecuar las pistas de esquí alpino y especialmente las de esquí nórdico existentes a las exigencias ambientales de la especie, estableciendo las correcciones o limitaciones que sean convenientes.

Asimismo, los expertos recomiendan que el urogallo sea considerado como “especie de interés general” y que se incrementen los presupuestos de las administraciones, intentando aplicar fondos europeos.

El urogallo pirenaico es un ave forestal de distribución paleártica boreal, que se extiende desde la Península Ibérica hasta el este de Siberia. En la actualidad, se reconocen 12 subespecies, dos de las cuales están presentes en la Península Ibérica y geográficamente aisladas entre sí y del resto de subespecies. En España, el área de distribución abarca ciertos sectores forestales desde la sierra de Larra en Navarra hasta el Ripollés en Girona, ocupando hasta 5.700 Km2 con ciertos niveles de fragmentación.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>