Published On: Mar, Feb 22nd, 2005

Algas contra la vejez

Europa Press

El departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Almería y la Estación Experimental de las Palmerillas de Cajamar (en El Ejido) han descubierto una nueva microalga, registrada como Scenedesmus almeriensis, de alto valor para la prevención de enfermedades cardiovasculares y degeneración macular senil y que sólo se encuentra en esta estación experimental almeriense.

Según destacó hoy el responsable científico de la investigación, Emilio Molina, “la característica más importante de este organismo fotosintético es su elevado contenido en luteína –cinco gramos por kilogramo de masa–, es un carotenoide de alto interés comercial que se emplea como colorante alimentario y en cosmética”.

Asimismo, informó de que, según estudios recientes, “una ingesta adecuada de luteína puede ser beneficiosa en la prevención y evolución de ciertas enfermedades degenerativas humanas”.

Emilio Molina incidió en que “no se ha descubierto un tratamiento para las enfermedades degenerativas, ya que aún hay muchos protocolos que seguir y no hay que levantar falsas esperanzas a los enfermos”.

La importancia de este descubrimiento radica también en la gran cantidad de productos que se obtiene, unos dos kilos al día de biomasa, cuando ésta “puede ser una fuente ventajosa de luteína debido a su elevado contenido en el pigmento respecto a las fuentes tradicionales, como las flores de caléndula”.

El descubrimiento de esta microalga almeriense se produjo a partir de un trabajo realizado en agosto de 2003, cuando Cajamar propuso a la UAL la investigación de nuevos aprovechamientos del invernadero.

“En septiembre se vio que lo que se estaba produciendo en el reactor no era exactamente lo que nosotros habíamos inoculado y crecía muy deprisa”, comentó Molina, por lo que se pusieron en contacto con el Instituto de Bioquímica Vegetal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que señalaron que “era una sustancia productora de luteína y podía ser interesante su desarrollo desde el punto de la investigación farmacológica”.

Los investigadores decidieron compartir el descubrimiento en un proyecto europeo y en noviembre de 2003 se llevó la cepa y se entregó a un profesor de la Universidad de Gottingen (Alemania). “Aplicaron las técnicas necesarias y nos emitieron un certificado donde decía que el alga no estaba descrita hasta entonces, estaba a caballo entre dos especies, pero era nueva. A partir de ahí creció el interés por desarrollar esta cepa propia”, afirmó el responsable científico de la investigación.

La cepa de Scenedesmus almeriensis se trata en un reactor industrial de la Estación Experimental de las Palmerillas de Cajamar y es de un llamativo color verde. Está patentada y su dueño es Cajamar.

La inversión que se ha realizado hasta ahora, según el director de la estación, Jerónimo Pérez Parra, alcanza los 30.000 euros, a lo que hay que sumar el coste de amortización del invernadero donde se produce la microalga.

La intención es desarrollar este descubrimiento “en no más de tres años” y ahora se van a realizar unos estudios de digestibilidad en la unidad de vitaminas del hospital Puerta de Hierro (Madrid), porque “este producto es para consumo humano y hay que estudiar su aceptación en modelos celulares antes de comercializarlo”.

Aún así, el objetivo, según Pérez Parra, “no es vender el producto, sino ponerlo a disposición de quienes quieran comercializarlo. Queremos desarrollar la tecnología necesaria para que este tipo de procesos biotecnológicos den paso a una nueva actividad que contrinuya a generar más riqueza empresarial y social en la provincia de Almería”.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>