Published On: Dom, Feb 27th, 2005

Especies marinas invasoras

Europa Press

Biólogos del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Imedea) están investigando la expansión de tres especies invasoras que han conformado extensas praderas en áreas colonizadas por angiospermas marinas (sobre todo la Posidonia Oceánica) en el Mediterráneo español, con el objetivo de que los resultados de este estudio ayuden a definir medidas de gestión eficaces para controlar su crecimiento en el litoral.

Se trata de una especie nativa (Caulerpa prolifera) y otras dos especies no nativas (taxifolia y racemosa) que han tenido una rápida proliferación por el mar Mediterráneo, con un rápido crecimiento vegetativo y el desarrollo de grandes praderas a partir de pequeños fragmentos de planta, según informó hoy la UIB.

La especie Caulerpa taxifolia se distribuyó por el Mediterráneo después de que en 1984 se produjera un vertido fortuito de un acuario del Centro Oceanográfico de Mónaco. Su expansión fue rapidísima a partir de 1991 y, un año después, las costas mediterráneas francesas contaban con 200 hectáreas, cifra que alcanzó las 1.500 hectáreas dos años después y que en 1999 ascendía a 3.000. En Balears, fue detectada en 1992 y rápidamente el Govern puso en marcha un plan de erradicación. En 2001, se contabilizaron 63 hectáreas.

La caulerpa racemosa, una especia más invasora que la otra, se introdujo en la cuenca mediterránea a través del Canal de Suez en la década de los años treinta. Su expansión quedó limitada en las costas de Egipto, Turquía y algunos lugares de la costa de Túnez en los años cincuenta.

Desde 1991, su colonización hacia el litoral occidente ha sido imparable, debido, según estudios recientes, a la nueva variedad de la especie procedente del sudoeste de Australia, que presenta un comportamiento más invasivo en el Mediterráneo Occidental. En Balears, tras llegar a finales de la década de los noventa, ha colonizado una gran superficie, con presencia en Mallorca, Cabrera e Ibiza y, recientemente, esta especie ha llegado hasta Alicante.

La doctora Nuria Marbá, una de las investigadoras de la UIB que participa en la investigación, señala que, tras comparar los crecimientos vegetativos de las tres especies, que han constatado que la racemosa es, con mucha diferencia, la que presenta tasas más elevadas.

“A pesar de que crece estacionalmente, durante el verano y el otoño especialmente, y no durante todo el año, cuando lo hace, es a velocidades superiores a un centímetro al día. En cambio, las tasas de caulerpa taxifolia son alrededor de unos 25. milímetros diarios, muchos más bajos”.

Así, desarrollar modelos predictivos de este crecimiento vegetativo y la expansión espacial de estas especies, así como cuantificar la producción primaria de las praderas que forman estas especies, explorar su destino en la cadena trófica y analizar los cambios en ésta generados por las invasiones de Caulerpa Taxifolia y racemosa son los objetivos esenciales de este proyecto de investigación, que realizan Marbá con Jorge Terrados y Salud Deudero.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>