Published On: Lun, Mar 28th, 2005

Origen de los tumores

Europa Press

Un estudio dirigido por el científico español Manel Esteller, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ubicado en Madrid, ha identificado una tercera vía por la que se originan los tumores basada en la alteración de unas proteínas que regulan y “empaquetan” el ADN llamadas histonas. Las conclusiones de su estudio aparecen en la edición digital de “Nature Genetics” y se publican en el próximo número de la revista.

Según explicó Manel Esteller a Europa Press, la primera de estas vías que motivan la formación de tumores serian las alteraciones genéticas (por ejemplo mutaciones) descritas a principios de los años 80. Una segunda vía seria la de las alteraciones de la metilación del ADN descritas a mediados de los 90 y la tercera vía descrita en este estudio afecta a las histonas, unas proteínas que regulan y empaquetan el ADN.

Según Esteller, la principal novedad del estudio es que el primer trabajo donde se compara directamente cuales son las diferencias entre un tejido normal y uno tumoral desde el punto de vista de estas proteínas: las histonas. Las histonas son unas proteínas que envuelven el ADN como un collar de perlas y realizan dos funciones: lo empaquetan para que quepa en el núcleo de las células y reprimen la expresión de los genes.

Esteller explica que lo que han descubierto es que “las histonas en cáncer sufren alteraciones que provocan desempaquetamiento del ADN y la expresión aberrante de genes”.

El estudio del equipo de Esteller demuestra también que las alteraciones halladas en el “código de histonas”, que podría considerarse paralelo al código genético, ocurren en regiones específicas del genoma humano. Concretamente las alteraciones de las histonas descritas suceden en las regiones repetitivas del ADN y estas porciones del genoma son las más mayoritarias en las células del organismo.

Para el científico español dos son las principales aplicaciones prácticas del estudio, por un lado las alteraciones descritas de las histonas pueden ser usadas como marcadores específicos de tumores, ayudando a un mejor diagnostico de los canceres y en segundo lugar, este estudio apoya el uso de unos nuevos fármacos usados en la quimioterapia del cáncer denominados inhibidores de histona deacetilasa que “reparan” las alteraciones de las histonas.

LA “EPIGENÉTICA” DEL CÁNCER

Los científicos explican que hasta ahora la mayor parte de la investigación de los mecanismos moleculares responsables de la aparición del cáncer se había centrado en las alteraciones genéticas y no se había detenido lo suficiente en el estudio de cómo estos genes se expresan aberrantemente en las células tumorales.

El equipo de Manel Esteller lleva años estudiando estos otros mecanismos alternativos conocidos como fenómenos epigenéticos. El grupo ha mostrado que muchos genes protectores de cáncer como BRCA1 y hMLH1 se inactivan en los tumores humanos por la presencia de la alteración química denominada metilación del ADN, que actúa como una señal de “stop” para su expresión.

El descubrimiento actual de este equipo de científicos supone un nuevo concepto en los mecanismos epigenéticos alterados en cáncer: las proteínas denominadas histonas también sufren alteraciones de metilación y acetilación, otro proceso químico similar. El estudio muestra que la mayoría de tumores humanos presentan una pérdida de metilación y acetilación de la histona H4, una alteración que por su elevada frecuencia podría ser usada en el fututo como marcador para el diagnostico de cáncer.

El estudio ha sido dirigido por Manel Esteller del Laboratorio de Epigenética del CNIO y en él han participado Mario Fraga y Miguel Ángel Piris también de este centro e investigadores de otros organismos nacionales como el Hospital Clínico de Barcelona y la Universidad de Navarra.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>