Published On: Mar, Jul 26th, 2005

Medicamentos: ninguna innovación

Europa Press

Prácticamente la mitad de los 730 principios activos incorporados entre 1980 y 2004 al arsenal terapéutico español “no aportaron ninguna innovación”, según datos incluidos en un informe sobre la evolución de los medicamentos en los últimos 25 años realizado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

En concreto, de los 730 principios activos incorporados entre 1980 y 2004 en un total de 16.713 formatos de especialidades, 359 no supusieron ninguna innovación; 255 introdujeron una innovación “moderada”; y 103 una innovación considerada “importante”.

De hecho, según el citado informe, sólo 13 representaron una “innovación excepcional”. En concreto, fueron el alprostadilo, el ácido acetohidroxámico, la quimopapaína, la zidovudina, el nimodipino, el colfoscerilo, la alfa-1 antitripsina, la lepirudina, la hemina, la agalsidasa beta, la agalsidasa alfa, la laronidasa y el ácido carglúmico.

Los datos revelan que cada año se incorporan al arsenal terapéutico español una media de 669 nuevas presentaciones de medicamentos y 29 nuevos principios activos. Actualmente existen en España 1.980 principios activos formando parte de alguna especialidad farmacéutica.

Por otro lado, el informe pone de relieve que, de la totalidad de formatos autorizados en este periodo (16.713), 4.789 fueron dados de baja por diversos motivos en ese mismo periodo, lo que representa un 29 por ciento de total. Asimismo, un 18 por ciento de los nuevos principios activos autorizados desaparecieron.

Según informa la entidad colegial, la retirada de medicamentos del arsenal terapéutico ha sido mayor en la década de los 80, cuando fueron autorizados 270 principios activos, de los cuales un 64 por ciento sigue presente en la actualidad. Sin embargo, en los últimos cinco años se han incorporado 151 principios activos, de los cuales 150 (el 99 por ciento) permanecen en el mercado.

ACORTAMIENTO DE LA “VIDA ÚTIL” DE LOS MEDICAMENTOS

El informe concluye también que una de las causas de la retirada de estas especialidades farmacéuticas es la aparición de nuevos medicamentos más eficaces y seguros, “lo que da lugar a un progresivo acortamiento de “vida útil” de los medicamentos”, hasta el punto de que “son muy pocos” los medicamentos que, como el ácido acetilsalicílico o la morfina, han cumplido un siglo de vida.

Otra de las causas por las que un principio activo puede verse obligado a desaparecer es por motivos de seguridad, como demuestran los casos de los anorexígenos de acción central (2000), cerivastatina (2001), nimesulida, tetrabamato o nefazodona (2002), astemizol (2003); rofecoxib y cisaprida (2004), y tioridazina y veraliprida (2005).



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>