Published On: Lun, Sep 4th, 2006

Muere Steve Irwin

Europa Press

El ambientalista australiano Steve Irwin, estrella de la televisión ecológica internacional a través del canal Animal Planet, murió hoy tras ser atacado por una mantarraya durante una expedición de buceo, según informó la Policía.

Irwin, de 44 años, sufrió un colapso después de ser picado en el pecho por el venenoso animal en Batt Reef, cerca de la isla Low, unos 2.100 kilómetros al norte de Brisbane, capital del estado de Queensland, en la costa este de Australia.

El primer ministro John Howard, quien invitó a Irwin a un almuerzo con el presidente George W. Bush durante su visita a Australia en el 2003, se mostró “impactado y contrariado por la muerte repentina y monstruosa” del ecologista.

“Es una gran pérdida para Australia”, declaró Howard a la prensa. “Era un excelente personaje. Un ambientalista apasionado. Le brindó alegría y entretenimiento a millones de personas”.

Un helicóptero con rescatistas acudió a la escena cuando el equipo del ambientalista activó la alarma, pero al llegar Irwin ya estaba muerto, precisió el informe policial.

En esa zona, Irwin fundó un zoológico, donde vivía. También había creado una fundación para la preservación de la fauna salvaje, Wildlife Warriors Worldwide, y patrocinado un hospital para animales silvestres.

El ministro australiano de relaciones exteriores, Alexander Downer, informó hoy a través de su portavoz que conocía a Irwin y apreciaba el trabajo que había hecho para promover internacionalmente los tesoros ecológicos de su país.

Irwin se dio a conocer internacionalmente como “Crocodile Hunter” (El Cazador de cocodrilos), el título de su serie de documentales transmitidos por el canal Animal Planet, entre otros. También para esa cadena dirigió los programas “Veterinarios a la vanguardia” y “Croc Files”. Su productor y mejor amigo, John Stainton, comentó hoy que Irwin había muerto “haciendo lo que más amaba, y se fue feliz y en paz”.

Tras conocerse la noticia, diversos sectores de la sociedad australiana manifestaron su pesar, y varios ramos de flores fueron colocados en las puertas del zoológico que fundó Irwin.

En el momento del accidente, Irwin filmaba una secuencia para la televisión. Estaba casado con la estadounidense Terri Irwin, con quien tuvo dos hijos: Bindi Sue y Bob, de 8 y 2 años de edad.

Según la página web del canal, al ser entrevistado sobre si alguna vez había sido lastimado por un animal, Irwin respondió: “Muchas veces. Cocodrilos, lagartos, caimanes y cientos de serpientes. Todos ellos tienen un pedacito de mí”. “He tenido muchos encuentros peligrosos, pero son realmente muy numerosos como para mencionarlos”, agregó.

Su excentricidad y osadía frente a los animales puso a Irwin dos veces en el medio de escándalos: en enero del 2004, fue criticado por acercar a su bebé de un mes de edad a un cocodrilo. Y en junio de aquel año salió invicto de un tribunal que lo acusó de haber alterado la vida animal al jugar con ballenas y pingúinos durante la filmación de un documental en la Antártida.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>