Published On: Vie, Jun 1st, 2007

Conciencia ecológica

Lukor.com

Conciencia ecológica
Las amas de casa reciclan más y tienen una mayor conciencia ecológica que los universitarios

– Una investigación realizada en la Universidad de Granada destaca que las amas de casa tienen más fuerza de voluntad y están más dispuestas a superar los posibles obstáculos que supone separar el vidrio del resto de la basura que los estudiantes
– Una mayor concienciación hacia el medio ambiente no siempre conlleva la puesta en marcha de conductas ecológicamente responsables, según se desprende de este trabajo
– El estudio se realizó a partir de una muestra de 525 estudiantes universitarios y 154 amas de casa.

Un estudio elaborado en el Departamento de Psicología Social y Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Granada ha puesto de manifiesto que, pese a la gran proliferación de programas destinados a la educación y sensibilización social hacia el medio ambiente, el grado de formación académica no está relacionado con la conciencia ecológica de las personas. Así, las amas de casa presentan una mayor conducta ambiental que los estudiantes universitarios, según se desprende del trabajo, ya que tiene más voluntad para ello y reciclan más el vidrio.

Esta investigación ha sido llevada a cabo por la doctora María del Carmen Aguilar Luzón, bajo la dirección del profesor J. Miguel Ángel García Martínez. La conducta ambiental utilizada como base fue separar el vidrio del resto de la basura. El trabajo realizado en la UGR empleó una muestra de 525 estudiantes universitarios y 154 amas de casa. Las diferencias existentes entre ambos grupos son muy significativas, ya que las amas de casa, además de ser quienes presentan una actitud más favorable hacia la conducta de reciclar, están más dispuestas a superar los posibles obstáculos que supone separar el vidrio del resto la basura para reciclarlo, y perciben que tienen la fuerza de voluntad suficiente para hacerlo.

Menos control

Sin embargo, apunta la autora de la investigación, los estudiantes universitarios “tienen menos control sobre la conducta de reciclaje de vidrio, ya que perciben que realizar esta conducta supone una serie de barreras y limitaciones difíciles de superar”. Así, pensar que el contenedor de vidrio está lejos de casa y que tienen que llegar hasta él con las bolsas repletas de vidrio, por ejemplo, es evaluado como una dificultad o impedimento para los estudiantes, y no lo es para las amas de casa. De hecho, las amas de casa realizan la conducta con mayor frecuencia que el grupo de los estudiantes.

Esta investigación se ha realizado adoptando como marco de estudio dos modelos de predicción-explicación del comportamiento. Por un lado, un modelo general como es la teoría de la conducta planificada (TCP) y, de otro lado, un modelo especifico para el estudio de las conductas ambientales, el modelo del valor, las normas y las creencias hacia el medio ambiente (VNC). En este sentido, considerando el poder predictivo y el ajuste de ambos modelos a los datos empíricos, la TCP es más adecuada que el modelo VNC, cuando se comparan ambos grupos (amas de casa y estudiantes), siempre y cuando se tengan en cuenta las particularidades de las muestras.

El trabajo realizado en la UGR ha constatado que una mayor concienciación hacia el medio ambiente no siempre lleva a la puesta en marcha de conductas ecológicamente responsables. Dicho de otra manera, muchas personas tienden a considerarse en gran medida “ecologistas” o manifiestan una actitud favorable al medio ambiente, pero sin embargo, a nivel conductual “el repertorio de conductas ecológicas que realizan es escaso”.

Elaboración de programas

Las aplicaciones prácticas de este estudio están orientadas hacia la elaboración de programas destinados a la educación y sensibilización social hacia el medio ambiente. Según los resultados del estudio, los factores sociales (es decir, lo que piensan las personas importantes para nosotros sobre nuestra actitud ante el reciclaje) no influyen en que se realice la conducta de separación (reciclaje) de vidrio ni en el caso de las amas de casa ni en el de los estudiantes. Sin embargo, esta influencia sí que la ejerce la denominada “norma personal” o “norma moral” (el sentimiento de obligación moral, que recoge una parte ética o moral hacia el medio ambiente) que tengamos hacia la conducta.

Por tanto, señala Aguilar Luzón, “si se proponen programas destinados a hacer conscientes a las personas tanto de las consecuencias de la acción de reciclar como de las de no hacerlo, que permitan generar una determinada “ética” o moralidad en torno a los temas medio ambientales, posiblemente haremos que se produzca un incremento en la frecuencia de esta conducta ecológica”.

Los resultados de esta investigación han sido publicados en las prestigiosas revistas “Medio Ambiente y Comportamiento Humano. Revista Internacional de Psicología Ambiental” e “Investigación en Psicología aplicada”, así como en el boletín de la IAPS International Association for People-Environment Studies



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>