Published On: Lun, May 19th, 2008

Estrés y embarazo

Europa Press

El estrés durante el embarazo podría aumentar el riesgo del bebé a desarrollar asma en la infancia, según un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston (EE.UU.). Las conclusiones del estudio se han hecho públicas durante la conferencia internacional 2008 de la Sociedad Torácica Americana que se celebra en Toronto (Canadá).

Los resultados de la investigación muestran que las mujeres que están estresadas durante el embarazo podrían pasar este estrés al bebé en la forma de una mayor sensibilidad a la exposición a los alérgenos y posiblemente en un mayor riesgo de asma en el futuro.

El estrés de la madre durante el embarazo puede también influir en el sistema inmune de los bebés en desarrollo. Aunque los estudios en animales sugieren que la combinación de estrés y exposición a los alérgenos durante el embarazo podría magnificar los efectos sobre el sistema inmune, este es el primer estudio que examinó esto directamente.

Los investigadores analizaron niveles de estrés maternal y exposición de la madre a alérgenos de ácaros del polvo en el hogar mientras estaban embarazadas con relación a la expresión de IgE en la sangre del cordón umbilical, un marcador de la respuesta inmune del niño en el nacimiento, en 387 bebés. Los niños participaban en el proyecto ACCESS de Boston sobre asma, ambiente y estrés social.

Los resultados mostraron niveles elevados de expresión de IgE en la sangre umbilical de los bebés cuyas madres habían sufrido altos niveles de estrés incluso cuando estuvieron expuestas a niveles bajos de ácaros del polvo durante el embarazo. Esto indica que el estrés de la madre magnificó el efecto de la exposición al polvo sobre el sistema inmune del bebé de modo que su respuesta inmune al nacer podría estar alterada incluso con bajos niveles de exposición al polvo en el hogar.

Según Rosalind J. Wright, autora del estudio, estos resultados apoyan la noción de que el estrés puede considerarse un contaminante social que, cuando “entra” en el organismo, podría influir sobre la respuesta inmune de forma similar a como lo hacen los contaminantes físicos como los alérgenos y añadirse así a sus efectos.

A pesar de la importancia que los investigadores atribuyen a su descubrimiento, Wright señala que sólo el seguimiento de estos niños permitirá conocer si estos efectos darán lugar a un mayor riesgo de asma. Además, será necesario replicarlos en poblaciones más grandes para obtener una mejor aproximación a la relación entre estrés maternal, exposición a los alérgenos y desarrollo futuro de asma en la infancia.

Según los autores, hasta entonces, los resultados sugieren que cuando las exposiciones al estrés maternal y a los alérgenos se producen de forma conjunta, existe un aumento en el riesgo.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>