Published On: Mie, Abr 6th, 2011

Ayunar puede ser bueno para la salud cardiovascular, según estudio

Europa Press

Investigadores del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain, en Utah (Estados Unidos), aseguran que ayunar periódicamente puede tener efectos beneficiosos para la salud, tras haber observado que reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes, al tiempo que ayuda a mejorar los niveles de colesterol.

Los resultados de esta investigación, presentados en el último congreso del American College of Cardiology que se celebra estos días en Nueva Orleans (Estados Unidos), confirman los hallazgos de un estudio previo realizado en 2007 con un grupo de mormones, cuya religión incluye ayunar durante 24 horas el primer domingo de cada mes.

En esta ocasión, se observó que estas personas tenían un 39 por ciento menos riesgo de sufrir enfermedades coronarias, una de las principales causas de muerte tanto de hombres como mujeres, en comparación con aquellas personas que no ayunaban.

Ahora, el mismo equipo de investigadores ha confirmado esos resultados y, además, también ha observado que ayunar reduce varios factores de riesgo cardiovascular, como el nivel de triglicéridos en la sangre, el peso corporal y los niveles de glucosa en la sangre.

En este caso, en el estudio han participado más de 200 individuos, tanto pacientes del Centro Intermountain como voluntarios sanos. Algunos de los participantes debían estar en ayunas durante un período de 24 horas (periodo en el que sí podían beber agua) y posteriormente comer una dieta normal durante las 24 horas siguientes.

Durante todo el proceso, los investigadores realizaron un minucioso seguimiento, que incluía análisis de sangre y mediciones físicas para evaluar factores de riesgo cardiaco, marcadores de riesgo metabólico y otros parámetros de la salud general.

De este modo, los resultados mostraron que, durante el período de ayuno, hubo varias reacciones en los mecanismos biológicos del organismo, incrementándose los niveles del llamado colesterol malo (LDL) y del bueno (HDL), un 14 y 6 por ciento respectivamente, así como los niveles totales de colesterol.

“El ayuno provoca hambre y estrés. Pero, en respuesta, el organismo libera más colesterol, lo que le permite utilizar grasa como fuente de energía, en lugar de glucosa”, ha asegurado el doctor Benjamin Horne, director de Epidemiología Cardiovascular y Genética del Centro Médico Intermountain y autor de la investigación.

Gracias a ello, según ha explicado en declaraciones a la BBC, recogidas por Europa Press, “disminuyen el número de adipositos (células de la grasa) en el organismo”, lo que hace que tengan “menos probabilidad de experimentar resistencia a la insulina, o padecer diabetes”.

Desde 1970, diferentes estudios han observado que la comunidad mormona de Utah tenía menos riesgo de morir por enfermedades del corazón que cualquier otro grupo poblacional en Estados Unidos.

Según explica Horne, hay quienes lo atribuyen a la prohibición de fumar que impera entre los mormones, si bien estos datos hacen ver que su ayuno mensual de 24 horas también podría estar contribuyendo a esos beneficios cardiovasculares.

LA PISTA LA DIERON LOS MORMONES

El estudio de 2007, llevado a cabo con más de 4.500 individuos (el 90% de ellos mormones), tuvo en cuenta varios factores que se incluyen en la enseñanza religiosa de los mormones.

Así, además de la prohibición del consumo de tabaco, alcohol y cafeína, contaron con su día de descanso semanal, la asistencia a ceremonias religiosas y la donación a organizaciones de caridad, factores que pueden tener un impacto cardiovascular.

Ambos estudios, sin embargo, han demostrado que los beneficios del ayuno son generales, también en aquellos que practican otras religiones.

“La confirmación de que el ayuno está asociado a un menor riesgo de estas enfermedades tan comunes, plantea nuevas preguntas sobre si el ayuno en sí mismo puede reducir el riesgo o si éste refleja simplemente un estilo de vida más sano”, asegura.

No obstante, y pese a estos resultados, el doctor Horne reconoce que no deben interpretarse como una excusa para que la gente comience a ayunar regularmente.

Este investigador asegura que es necesario llevar a cabo más estudios para confirmar los efectos del ayuno en la salud cardiovascular y la salud en general, reconociendo que es más importante llevar una dieta sana cuando no se ayuna.

Por ello, y a expensas de confirmar este hallazgo, Horne insiste que la mejor recomendación para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares es hacer ejercicio, comer sano, reducir el consumo de alcohol y evitar el tabaco.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>