Published On: Jue, Jul 21st, 2011

Descubren microRNAs que controlan un oncogén clave en el desarrollo del cáncer

SINC

Un grupo multidisciplinar de investigadores coordinado por españoles ha demostrado que la sobreexpresión de uno de los oncogenes más potentes y universales que se conocen, el oncogén c-Myc, “un gen que provoca la transformación de células normales en malignas” está controlada en los linfomas de ratones y humanos por la subrregulación no solo de uno sino de varios microRNAs que, de modo natural, actuarían conjunta y coordinadamente para mantener los niveles normales de ese gen.

"Sorprendentemente", algunos de estos microRNAs son reprimidos por c-Myc, por lo que el desarrollo de los linfomas parece la consecuencia de romper un equilibrio homeostático generado y mantenido por un mecanismo de feed-back. Este trabajo proporciona una batería de microRNAs que podrían ser utilizados en ensayos terapéuticos para tratar muchas neoplasias hematopoyéticas, o proliferaciones anormales de células potencialmente malignas en los tejidos que forman la sangre.

La importancia de este descubrimiento se acentúa si se tiene en cuenta que la proteína MYC carece de la actividad enzimática que sería susceptible de ser inhibida con medicamentos, y por el hecho de que hay empresas farmacéuticas que están investigando la manera de re-expresar microRNAs en células tumorales mediante la utilización de nanopartículas o partículas lipídicas.

El estudio ha sido coordinado por Marcos Malumbres, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, y el Dr. José Fernández Piqueras, perteneciente al Departamento de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), al Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (UAM-CSIC) y a la Unidad U-749 del CIBERER.

MicroRNAs

Los microRNAs son pequeñas moléculas de acido ribo-ribucléico de unos 23 nucleótidos de longitud que actúan como moduladores de la expresión de más de un tercio de los genes conocidos en el genoma humano. Por su pequeño tamaño habían pasado desapercibidos hasta hace pocos años, pero el descubrimiento de su efecto regulador fue premiado con la concesión del Premio Nobel de Fisiología y Medicina de 2006 a los Drs. Andrew Z. Fire y Craig C. Mello.

Puesto que su papel es esencialmente represor, una de las funciones más importantes de los microRNAs es controlar los niveles de expresión de muchos oncogenes actuando como una barrera que protege a las células del desarrollo de un cáncer.

Referencia bibliográfica:

María J. Bueno, Marta Gómez de Cedrón, Gonzalo Gómez-López, Ignacio Pérez de Castro, Lorena Di Lisio, Santiago Montes, Nerea Martinez, Manuel Guerrero, Ruth Sánchez-Martínez, Javier Santos, David G. Pisano, Miguel Angel Piris, José Fernández-Piqueras, and Marcos Malumbres. "Combinatorial effects of microRNAs to suppress the Myc oncogenic pathway". Blood, 9 de junio de 2011; 117(23):6255-66. PMID: 21478429



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>