Published On: Jue, Nov 29th, 2012

Una fórmula para predecir el riesgo de obesidad infantil

Una simple fórmula puede predecir al nacer el riesgo de sufrir obesidad durante la infancia, tal y como revela un estudio publicado esta semana en la revista PLOS ONE.

Para ello, los autores trabajaron con el peso del recién nacido, el índice de masa corporal de los padres, el número de miembros en la familia, el estatus profesional de la madre y si esta fumaba o no durante el embarazo.

Este novedoso test se desarrolló a partir de un trabajo realizado en 1986 en Finlandia con los datos de 4.000 recién nacidos.

Los autores descubrieron que la información no genética era suficiente para estimar qué niños tenían una probabilidad alta de ser obesos

Los investigadores intentaron inicialmente evaluar si podían predecir el riesgo de obesidad basándose en los perfiles genéticos, pero no lograron hacer predicciones precisas. Descubrieron que la información no genética, que estaba fácilmente disponible, era suficiente para estimar qué niños tenían una probabilidad alta de ser obesos en la infancia.

Además, los autores contrastaron la eficacia de la fórmula en distintas pruebas usando datos de otros estudios desarrollados en Italia y EEUU.

Rápido y gratuito

Philipp Froguel, del Imperial College de Londres, y líder de la investigación, resalta sus ventajas: “Este test se hace en muy poco tiempo, no requiere análisis en el laboratorio y es totalmente gratuito”.

Froguel aclara además que los parámetros empleados son factores de riesgo de obesidad bien conocidos, pero señala que es “la primera vez que se han usado conjuntamente para predecir el riesgo de obesidad infantil al nacer”.

Los investigadores apuntan que, gracias al test, las familias con hijos que cumplan las condiciones de alto riesgo podrían acudir a nutricionistas y psicólogos para ayudarles a prevenir la ganancia de peso.

“Una vez que un niño es obeso, es difícil que pierda peso, así que la prevención es la estrategia más adecuada, y debe comenzar lo antes posible”, afirma Froguel. “Sin embargo, las campañas públicas de prevención no suelen ser efectivas, y enseñar a los padres los peligros de sobrealimentar a sus hijos sería más eficaz”, concluye el autor.

Referencia bibliográfica:

A. Morandi et al. “Estimation of newborn risk for child or adolescent obesity: lessons from longitudinal birth cohorts” PLOS ONE 28 noviembre 2012.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>