Naomi Osaka se retira del Abierto de Francia tras un enfrentamiento con los máximos responsables del torneo por su negativa a asistir a actos informativos con periodistas.

«Hola a todos, esta no es una situación que haya imaginado o pretendido», escribió Osaka en un post de Instagram. «Creo que ahora lo mejor para el torneo, los otros jugadores y mi bienestar es que me retire para que todo el mundo pueda volver a centrarse en el tenis que se desarrolla en París».

La medida llegó tras un inesperado enfrentamiento con los responsables del tenis. Osaka ha ganado cuatro torneos del Grand Slam, posiblemente la mejor tenista femenina de su generación y también la mejor pagada. Pero tras llegar a París anunció que no asistiría a las conferencias de prensa obligatorias en el Abierto de Francia, alegando que eran un «desprecio a la salud mental de los atletas».

La Federación Francesa de Tenis anunció una multa de 15.000 dólares y Osaka se enfrentaba a más multas y a la posible expulsión del torneo si seguía negándose a asistir a los actos con los medios de comunicación.

«Nunca trivializaría la salud mental ni usaría el término a la ligera», escribió Osaka en su post de Instagram el lunes. «La verdad es que he sufrido largos ataques de depresión desde el US Open de 2018 y me ha costado mucho afrontarlo». Osaka dijo que experimenta «enormes oleadas de ansiedad antes de hablar con los medios de comunicación de todo el mundo».
Después de ganar su partido de primera ronda contra Patricia Maria Tig, Osaka sí participó en una breve entrevista en la cancha, pero se negó a hacer una conferencia de prensa después del partido.

Los responsables del tenis enmarcaron el enfrentamiento esgrimiendo que todos los deportistas deben estar sujetos a las mismas reglas de competición.
«Como deporte no hay nada más importante que asegurar que ningún jugador tenga una ventaja injusta sobre otro, lo que desafortunadamente es el caso en esta situación si un jugador se niega a dedicar tiempo a participar en los compromisos con los medios de comunicación mientras que todos los demás cumplen estrictamente.»

Los directivos también afirman en su comunicado que se pusieron en contacto con Osaka pero que ella no quiso dialogar con ellos sobre lo que estaba viviendo. «Por supuesto, la salud mental de los jugadores que compiten en nuestros torneos y en los Tours es de suma importancia para los Grand Slams», pero además los eventos mediáticos son buenos para el deporte y para el público y las reglas requieren la participación en todo este tipo de ruedas de prensa y encuentros con los medios.

«Pienso que las reglas están bastante anticuadas», escribe Osaka en Instagram. «Voy a tomarme un tiempo lejos de la cancha por ahora, pero cuando sea el momento adecuado realmente quiero trabajar con el Tour para discutir las formas en que podemos mejorar las cosas para los jugadores, la prensa y los aficionados».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here